10 alimentos para despertar la piel en primavera
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: heraldo.es, Digital - 03/05/2017
Aquello que comemos influye en la salud de nuestra piel. Carencias o excesos nutricionales pueden volver la piel más apagada y opaca, un problema que se manifiesta sobre todo durante el paso del invierno a la primavera, cuando el plus de toxinas acumuladas con el frío comprometen el buen estado de nuestra epidermis. Afortunadamente, hay alimentos que nos pueden ayudar a poner nuestra piel otra vez en forma:
1.- Arenques. Junto a las sardinas y el salmón, el arenque es de los mejores alimentos por su contenido en ácidos grasos esenciales, considerados grasas buenas. Los omega 3, gracias a su extraordinaria acción antioxidante, bloquean la acción de los radicales libres, responsables del envejecimiento.
2.- Zanahorias. La zanahoria concentra vitamina A, un elemento protector de la piel. Es también una poderosa aliada contra los radicales libres, y rica en sales minerales, que suavizan y reparan la epidermis, dándole a la piel un aspecto más luminoso.
3.- Kiwi. Esta fruta es una extraordinaria fuente de antioxidantes. Tiene un alto aporte de vitamina C y E, que tienen un efecto extraordinariamente positivo a la hora de defender la piel del estrés oxidativo y de nutrir la epidermis en profundidad.
4.- Arándanos. Todos los frutos rojos son ricos en polifenoles, sustancias que fortifican la elasticidad y ayudan a contrarrestar los signos de cansancio.
5.- Semillas de chía. Tienen un elevado contenido en ácidos grasos, que protegen de la aparición de los radicales libres, y ayudan a reparar el colágeno, muy maltratado por el estrés. Gracias a su acción antiinflamatoria, reparan y protegen la piel de los daños de la contaminación.
6.- Espárragos. Gracias a su excelente cantidad de agua y de vitaminas (como la A y la C), los espárragos son hortalizas muy hidratantes. Ayudan a tener la piel más radiante y nutrida.
7.- Almendras. Todos los frutos secos es un concentrado de omega 3 y omega 6, ácidos grasos que favorecen la elasticidad de la piel.
8.- Espinacas. No solo tienen muchísima agua, sino que poseen un elevado contenido de vitaminas, como la A, la C y la E, que ayudan a la hidratación de nuestra piel. Además desarrolla un efecto remineralizante, ya que son ricas en calcio, magnesio y hierro. Son grandes aliadas para combatir la piel seca y deshidratada.
9.- Puerro. Crudo en ensalada o cocido en una sopa, el puerro es en primavera un gran amigo de la piel dado su efecto détox: ayuda a expulsar las toxinas acumuladas en el organismo, y a combatir la palidez de la piel y la retención de líquidos.
10.- Limón. Gracias a su acción desintoxicante, el limón ayuda a depurar el organismo y eliminar toxinas. Rico en vitamina C ayuda a combatir la pérdida de tono en la piel a devolver la luminosidad a las mejillas.
Compartir: