Abaratar costes, factor clave para mejorar competitividad sector remolachero
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: abc.es, Digital - 01/02/2018
Abaratar los costes de producción, a través del ahorro energético o de los abonos, es el factor clave para mejorar la competitividad del sector remolachero de Castilla y León, según se ha planteado hoy en la Jornada organizada hoy por Asaja Valladolid.
La competitividad ha sido el eje en el que ha incidido el responsable de Transferencia Tecnológica y Divulgación de la Asociación para la Investigación de la Mejora del Cultivo de la Remolacha Azucarera (AIMCRA), José Manuel Omaña, quien ha asegurado que "en Castilla y León se puede seguir siendo remolachero, ganando mucho dinero".
En este sentido, ha destacado que "los agricultores de la comunidad son los que tienen rendimientos más altos, con 120 toneladas de remolacha por hectárea, y van a seguir mejorando, gracias a las nuevas variedades que, en tres o cuatro años, permitirán abaratar los costes en un 10%".
Costes que, en su opinión, "son los que están lastrando a los remolacheros de Castilla y León" pero tienen solución, como en el caso de los abonos, ya que en la comunidad, "son muy espléndidos", al utilizarse "abonos especiales, mucho más caros, que no son necesarios".
Si se usaran abonos más normales, el ahorro sería de "unos 200 o 300 euros por hectárea", ha sostenido Omaña, quien también ha incidido en la necesidad de reducir gastos en lo que respecta al riego, que supone "un tercio de los costes de cultivo".
Para ello ha aportado dos soluciones: "llevar a cabo actuaciones de eficiencia energética en las instalaciones, y transformar las que ya existen de bombeo por energía solar fotovoltaica que implicarían la desaparición de los costes, una vez se haya amortizado la inversión -en cinco o siete años-".
Al respecto ha recordado que "hasta el 2020, la Organización Común de Mercados Agrícolas mantiene las ayudas, pero a partir de ese año, esto puede cambiar, y por ello es fundamental que seamos capaces de ser rentables por nosotros mismos", para lo cual ha pedido a las Administraciones que "den impulso a esta tecnología".
Asimismo, ha considerado importante que la Junta de Castilla y León "regularice la situación que existe en las diferentes zonas de sondeos y con los pozos" y, una buena propuesta para la recuperación de los acuíferos sería "poner en marcha la comunidad de regantes de aguas subterráneas".
Por su parte, el presidente de Asaja Valladolid, Juan Ramón Alonso, ha incidido en la defensa del sector remolachero como "estratégico" en Castilla y León, "por ser un cultivo social que da trabajo a miles de familias y que contribuye a asentar población en el medio rural".
Alonso ha pedido a las Administraciones, fundamentalmente a la Junta de Castilla y León, "que mantengan las ayudas y se siga investigando en nuevas variedades y en soluciones tecnológicas para que la remolacha siga siendo competitiva, sobre todo en lo que respecta a los costes".
Compartir: