Aceite, la receta milenaria de la cosmética
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: elmundo.es, Digital - 13/07/2017
Los vegetales son de fácil absorción, hidratantes y ricos en vitaminas
Su uso sobre la piel es tan antiguo como la Humanidad
Segunda década del siglo XX. 'Sir' Leonard Woolley, considerado el primer arqueólogo moderno, está a cargo de la excavación de la antigua ciudad sumeria de Ur (en el actual Irak). Se trata de uno de los grandes hitos de la arqueología ya que entre los restos se halló el cementerio real, datado en el año 2.700 a. C. Al entrar en el sepulcro atribuido a la reina Shub-ad, entre otros hallazgos -algunos espeluznantes, la soberana fue enterrada con sus 23 damas de honor y cinco soldados- se encontraron numerosos utensilios de belleza y tablillas en las que se detallaban antiguas fórmulas para preparar lociones y aceites de belleza. "La relación de los aceites como medio para tratar la piel es tan antigua como la propia Humanidad", explica el doctor Julián Conejo-Mir, presidente de honor de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV). "Los egipcios y otros pueblos más antiguos supieron ver las numerosas propiedades que tienen estos compuestos oleosos, así como la respuesta positiva de la piel a su aplicación".
Los aceites son elementos habituales de la alquimia cosmética y un ingrediente básico de la inmensa mayoría de los productos de belleza. "Sus propiedades, generalmente protectoras por la película que generan sobre las capas superficiales de la piel, hacen de ellos un aliado perfecto", apunta Manuel López, portavoz de los Laboratorios Pierre Fabré.
Hidratación y brilloHoy, los productos ricos en aceites viven una época dorada. Su presencia en un cosmético es sinónimo de hidratación, brillo en la piel y de muchas otras propiedades beneficiosas: antioxidantes, antiinflamatorias, antiseborreicas... Sin embargo, hace unas décadas los productos 'oil-free' eran la tendencia dominante. "Esos cosméticos hacían referencia a los aceites derivados del petróleo, parafinas, etcétera. Todos esos han quedado descartados porque tenían la propiedad de obstruir los poros y eran comedogénicos", explica el doctor Conejo-Mir. "Los aceites que contienen los cosméticos actuales son de origen vegetal. Son fantásticos para la piel porque no tienen ningún efecto secundario, son lipofílicos -lo que implica que se absorben adecuadamente- y, al obtenerse de un fruto, contienen vitaminas que aportan propiedades beneficiosas".
Los cosméticos oleosos siempre han sido la bestia negra de las pieles grasas o con tendencia al acné. Sin embargo, existen variedades que son apropiadas para tratar este problema. "El aceite de árbol de té tópico puede bajar la inflamación de la lesión acneica y es seborregulador, igual que el de jojoba", afirma la doctora Paloma Cornejo, miembro de la AEDV y directora de la clínica homónima en Madrid.
¿Cuál escoger?El uso de un aceite u otro depende precisamente de las propiedades extra que se quieran obtener. La doctora Cornejo recomienda el de caléndula, con propiedades calmantes y antiinflamatorias para picaduras, rozaduras... "Se usa para tratar la dermatitis del pañal que puede irritar a un bebé y funciona bien en la inflamación de músculos, esguinces o contusiones". Los de almendras y argán destacan por sus propiedades hidratantes. El segundo es rico en antioxidantes y tiene efectos reparadores y antienvejecimiento. "Es apropiado también para la piel y funciona en el cuero cabelludo". Por su parte, el aceite de coco se asocia al verano por su alto aporte de vitamina E. "Es fantástico para nutrir la piel tras un día de alta exposición al sol", apunta Cornejo. Mientras, el de rosa mosqueta se considera el cicatrizante por excelencia. La dermatóloga aconseja su combinación con centella asiática. "Rico en omegas y betacarotenos, es capaz de mejorar el aspecto de las cicatrices, pieles dañadas por el sol o quemadas". Además, estimula la producción de colágeno y elastina, con lo que se combate el envejecimiento.
La geografía también ha determinado el tipo de aceite que se utiliza en cada lugar. "En España el aceite cosmético por excelencia es el de oliva", asegura el presidente de honor de la AEDV. "Conseguir determinados productos como el gel de aceite de oliva es muy difícil tecnológicamente pero se ha conseguido. Aporta vitamina E, tiene propiedades antiinflamatorias, antibacterianas...". El fruto del olivo al servicio de la belleza.
¿Qué son los aceites esenciales?PUREZA Denominados por los alquimistas como el alma de las plantas, los aceites esenciales se diferencian de los aceites vegetales en que se obtienen por destilación, no contienen ácidos grasos y son muy aromáticos y volátiles. En cambio, los aceites vegetales se extraen de plantas oleaginosas con contenido en ácidos grasos. No son aromáticos y sirven en muchas ocasiones como vehículo de los aceites esenciales.
PSIQUE"La mayoría de los aceites esenciales se obtiene a través de la destilación y presión en frío", explica la doctora Paloma Cornejo, miembro de la AEDV. "De esta forma se consigue obtener un líquido que representa la esencia pura de la planta y nos permite disfrutar de todas sus propiedades. Su función no es sólo cutánea sino también estimula otros sentidos, teniendo efectos sobre la psique". Los aceites esenciales de lavanda, manzanilla y árbol de té son los únicos que pueden aplicarse directamente en la piel, el resto han de ir siempre diluidos.
Compartir: