Agricultura defiende la rentabilidad y viabilidad del cultivo del pistacho
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: abc.es, Digital - 04/12/2017
La Junta de Andalucía ha defendido la viabilidad y rentabilidad del pistacho como cultivo alternativo para muchas explotaciones agrícolas por su adaptación a las condiciones climatológicas y por el aumento de la expansión comercial de su fruto, sobre todo en determinadas áreas áridas y semiáridas.
El pistacho ecológico se ha convertido ya en uno de los cultivos con más proyección en el caso de la provincia de Granada, donde se concentra el 30 por ciento de la superficie total andaluza dedicada a este fruto y que alcanza ya una producción superior a los 95.500 kilos anuales.
El delegado de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta, Manuel García Cerezo, ha puesto de manifiesto estos datos con motivo de su participación, junto al director de Negocio de Caja Rural Granada, José Aurelio Hernández, en la jornada "Frutos Secos. Almendro y Pistacho", organizada por el Instituto de Formación Agraria y Pesquera de Andalucía.
Solo la provincia de Granada cuenta con 431 hectáreas de pistacho ecológico, con una producción de 95.595 kilos y 72 operadores, ha precisado el delegado en el que, además del crecimiento de este sector, se han abordado asuntos como el riego deficitario del almendro y la elección de variedades de plantaciones de almendra.
García Cerezo ha manifestado que, pese a la reciente implantación y lenta expansión del cultivo del pistacho, ya se puede considerar como un cultivo potencial para determinadas áreas áridas y semiáridas, donde las alternativas de cultivo de secano son muy escasas.
Pese a las dificultades que presenta, debido a la necesidad de un tiempo mínimo de cinco años desde su plantación y de diez para la plena producción, difícil arraigo de los árboles y el requerimiento de alta tecnología, se ha demostrado su viabilidad y rentabilidad como cultivo alternativo para muchas explotaciones agrícolas.
En este sentido, la Junta ha destacado su adaptación a las condiciones climatológicas y el aumento de la expansión comercial de su fruto.
A la hora de buscar producciones alternativas, el pistacho es una opción que puede dejar muy buenos márgenes dentro de un mercado global cada vez más competitivo.
Por último, el representante de la Consejería de Agricultura ha indicado que se trata de un cultivo emergente en Andalucía, cuyo futuro parece prometedor y que además puede suponer una actividad económica estrechamente vinculada con el territorio, donde aprovecha los recursos de la zona.
Compartir: