Almería y Holanda comparten sus experiencias para ser más líderes en agricultura
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: lavozdealmeria.es, Digital - 06/10/2017
Cuando dos líderes se unen para compartir sus conocimientos y sus experiencias el resultado es, casi con absoluta certeza, un refuerzo mutuo que les permitirá seguir siendo la cabeza visible de la producción hortofrutícola del viejo continente.
Ese encuentro es el que escenificaron ayer holandeses y almerienses en una jornada técnica con motivo del Día de Holanda, un evento que se repite desde hace quince años en la provincia porque, según el embajador de los Países Bajos, "somos los campeones de la agricultura intensiva y, si trabajamos juntos, podemos reforzar aún más esa posición".
Día de Holanda
Y para avanzar en esa estrecha relación, que nació casi al mismo tiempo que la agricultura intensiva en la provincia, un centenar de representantes de los sectores hortofrutícolas almeriense y holandés se citaron ayer en la Cámara de Comercio para un encuentro de puesta en común de los objetivos.
La nueva apuesta ya está hecha y se llama 'economía circular' o bioeconomía, un modelo hacia el que tanto almerienses como holandeses han abrazado como objetivo irrenunciable para un futuro ya no tan lejano en el que los consumidores europeos están entrando de una forma decidida.
Materia prima
Un modelo que apuesta por el óptimo aprovechamiento de los recursos naturales, por el control biológico de plagas para una máxima calidad y seguridad alimentaria, pero también por el aprovechamiento de los residuos que genera este tipo de agricultura.
Los residuos se convierten, merced a ese nuevo modelo, no en un problema sino en una nueva materia prima, una oportunidad para el aprovechamiento y para la generación de industrias y de mano de obra en los territorios que ocupa la agricultura de invernadero.
Matthijs van Bonzel, embajador de Holanda, explica que con la bioeconomía el residuo es la nueva materia prima, "un objetivo ambicioso al que queremos llegar en los próximos años creando un nuevo sector y creando con él miles de puestos de trabajo". Y señala que los estudios de los expertos apuntan que las empresas del reciclado de residuos estarán entre las de mayor crecimiento en número, volumen y facturación en un plazo de 15 o 20 años.
La reforma que viene
Holanda ya tiene fecha, quiere que la transición está finalizada en el año 2030. Andalucía, que puso en marcha hace ya varios años su estrategia para la economía circular, "ha avanzado mucho y con rapidez en los últimos años, de forma que queremos que gran parte de ese camino esté recorrido en 2030", explicaba el presidente del IFAPA (Instituto de Formación Agraria y Pesquera de Andalucía), Jerónimo Pérez Parra.
Almerienses y holandeses recorrerán de la mano esa nueva evolución de sus agriculturas, semejantes en muchos aspectos. Pérez Parra destaca que en esta jornada y en otros foros de encuentro "compartimos algo tan valioso como la experiencia y el conocimiento adquirido en las últimas décadas, una coincidencia de objetivos que puede ser altamente beneficiosa para ambas partes".
Eficiencia
El presidente del IFAPA destacaba ayer ante los asistentes al encuentro el elevado potencial de la agricultura almerienses para abordar ese modelo de bioeconomía porque se hace un uso eficiente de recursos básicos como el suelo o el agua, la apuesta por la lucha biológica está funcionando, el consumo energético es 22 veces inferior al de los invernaderos centroeuropeos, y se avanza hacia una adecuada gestión de los residuos, tanto para la producción de compost, fertilizantes, como para alimentación del ganado o para el desarrollo de una industria de aprovechamiento con mucha vocación de futuro.
Esta evolución tiene reflejo en unos mercados en los que la exigencia es creciente no sólo en seguridad, también en la reducción de las huellas hídrica o de carbono. Para Jerónimo Pérez Parra, que defendió la firme convicción de la Junta en lo que se refiere al desarrollo de la economía circular, esa apuesta es esencial porque "no hay otros modelos capaces de afrontar el reto de las dos próximas décadas, en las que se calcula que consumiremos lo mismo que en toda la historia de la humanidad, y eso es insostenible"
Compartir: