Aragón controlará las malas hierbas y ahorrará agua en el campo con hidroacolchados
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: eleconomista.es, Digital - 08/08/2017
El Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria (CITA) de Aragón está llevando a cabo el proyecto 'Desarrollo de acolchados de aplicación líquida (hidroacolchado) para el control de malas hierbas y ahorro de agua de riego en cultivos plurianuales'.
Esta investigación, que está financiada por el Programa Estatal de I+D+i Orientado a los Retos de la Sociedad del Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y de Innovación, tiene por objeto solucionar el control de las malas hierbas en cultivos perennes, tanto en aquellos leñosos durante los primeros años de establecimiento como en plantaciones ya establecidas.
En concreto, los trabajos se centran en desarrollar un material de acolchado biodegradable, que aplicado de forma líquida en el campo, solidifique con posterioridad, y a estudiar el efecto de las diferentes mezclas aplicadas en cultivos plurianuales.
La investigación ahondarán en el efecto de los hidroacolchados sobre la mayor cantidad de aspectos posibles como la resistencia del material aplicado, durabilidad y comportamiento térmico de los hidroalcochados, así como el análisis químico; el efecto detallado de los hidroacolchados sobre propiedades físicas del suelo; el efecto sobre malas hierbas anuales y perennes; el efecto sobre el rendimiento del cultivo; efecto sobre el consumo de agua de riego; efecto sobre los microorganismos y la fauna del suelo y, el estudio económico del hidroacolchado en cultivos plurianuales.
De esta manera, se pretende tener una alternativa de desherbado en estos cultivos en los que es habitual utilizar herbicidas en los primeros años, pero que obligan al uso de protectores individuales en cada uno de los árboles para evitar daños en ellos.
Además, se pretende solucionar el problema de los acolchados actuales en el mercado, que se degradan rápidamente, lo que permite disponer de un corto tiempo de control de las malas hierbas. Aparte, solo se emplean en cultivos hortícolas con ciclos de escasos meses de duración.
Para superar estas limitaciones, los materiales de partida serán paja procesada y pasta de papel, tratando de buscar una proporción adecuada de ingredientes para asegurar una aplicación cómoda de la mezcla con los mínimos problemas técnicos posibles. Posteriormente, se añadirán diferentes aditivos para que la mezcla se mantenga a la intemperie durante el máximo tiempo posible.
Para esta primera fase, los investigadores cuentan con el asesoramiento de tres expertos con experiencia en hidroacolchados, tecnología de papel y materiales de bioconstrucción, con los que ya habían colaborado en ocasiones anteriores.
El proyecto también comprende un segundo objetivo centrado en el estudio del comportamiento de las mezclas de hidroacolchado seleccionadas en cultivos plurianuales.
De esta manera, una vez puestas a punto varias mezclas con sus respectivos aditivos, se aplicarán en diferentes cultivos plurianuales en un ensayo común en alcachofa en Murcia y Navarra; en almendros y viña en Zaragoza y Lleida, y en almendros en Ciudad Real.
En estos ensayos de campo se llevarán a cabo tareas referentes a la caracterización básica del material a lo largo del tiempo, control de malas hierbas y el estudio del posible efecto de los hidroacolchados sobre el desarrollo de los cultivos y su rendimiento.
Compartir: