Arvensis Agro estrena nuevas instalaciones en La Cartuja, con las que triplicará su producción
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: heraldo.es, Digital - 15/11/2017
La empresa aragonesa Arvensis Agro, dedicada a la fabricación de fertilizantes y productos de nutrición vegetal, traslada su producción desde la localidad zaragozana de Fuentes de Ebro hasta el polígono industrial Prydes de La Cartuja, también en Zaragoza. Allí ha levantado unas nuevas instalaciones de 4.600 metros cuadrados que triplican el tamaño de la fábrica en la que hasta ahora operaban. «La planta de Fuentes de Ebro se había quedado pequeña y obsoleta y no ofrecía condiciones para que los equipos técnicos pudieran realizar de forma adecuada su trabajo», señaló este martes el responsable del departamento de Marketing y Comunicación de la empresa, Daniel Sainz-Aja, que explicó que aunque la empresa se planteó la posibilidad de ampliar las instalaciones existentes, finalmente tuvo que descartarse esta opción y decantarse por una nueva ubicación.
La nueva fábrica, en la que se ha realizado una inversión de 2,3 millones de euros y que comenzará a estar operativa a partir del 20 de noviembre, permitirá a Arvensis Agro duplicar su capacidad de producción. La firma aragonesa fundada en 1998 diseña, desarrolla y formula ocho líneas de productos de nutrición vegetal, tanto líquidos como sólidos, para todo tipo de cultivos. Entre ellos destaca una «línea especializada, como es la ecológica», que la compañía quiere «ampliar y mejorar» con sus nuevas instalaciones. «Es un producto cada vez más demandado por el sector», asegura Daniel Sainz-Aja, que reconoce que tanto la mayor sensibilización del sector como las trabas cada vez mayores de las autoridades comunitarias para el uso de productos químicos está impulsando el crecimiento de este tipo de producciones.
La planta de La Cartuja está además dotada de los más modernos medios de protección del medio ambiente. Así, «dispone de nuevos procesos productivos que permiten minorizar la producción de residuos y su actualizado proceso de fabricación permite reducir el uso de recursos hídricos y reutilizar los subproductos producidos», señaló el responsable de Comunicación.
Actualmente la empresa aragonesa cuenta con una plantilla de 25 trabajadores y aunque el traslado al polígono industrial de La Cartuja y la ampliación de sus instalaciones generarán nuevos puestos de trabajo, los responsables de la compañía no han cuantificado el número de empleos que podrían crearse. «Las contrataciones se irán haciendo en función de las necesidades de la producción», explicó Sainz-Aja,
Mercados exteriores
El crecimiento de la firma y la necesidad de disponer de nuevas instalaciones que permitan un mayor volumen de producción lo explica su expansión en los mercados internacionales.
De hecho, como recuerdan sus responsables, su primera factura se realizó con una venta a Marruecos y desde entonces ha mantenido un crecimiento progresivo, incluso en los momentos más duros de la crisis. Actualmente, el 80% de las ventas se realizan en el exterior. Arvensis Agro exporta a unos 40 países de todo el mundo, especialmente de América Latina, pero tiene también presencia en Corea, Kenia, Sudáfrica o Filipinas. También comercializa aunque no es su mercado principal en Europa, especialmente en Grecia, Italia y Francia.
Aversis facturó el pasado año 5,4 millones de euros, una cifra que espera incrementar este año hasta alcanzar los 6 millones de euros, impulsada por los nuevos proyectos y la conquista de nuevos mercados. Sus próximas conquistas tienen la mirada puesta en países como Vietnam y Bolivia.
Apuesta por I+D+i
Una de las características de Arvensis es su apuesta por la I+D+i, no solo para situarse a la vanguardia del sector, sino también para ofertar tratamientos vegetales cada vez más eficaces e innovadores. Una filosofía que también ha trasladado a su empresa para adaptarla a las demandas del mercados y fabricar productos de alto valor añadido.
Así, la compañía aragonesa cuenta con un área especializada en biotecnología complementada con un laboratorio especializado en microbiología agraria, un invernadero multicultivo experimental y un campo de ensayos situado en la localidad zaragozana de Belchite.
Y ha sido este compromiso investigador el que permitido a la empresa zaragozana lucir el sello de Pyme Innovadora creado por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, como reconocimiento a las pequeñas empresas que apuestan por la investigación, el desarrollo y la innovación.
Compartir: