Asaja pide a los ayuntamientos que no suban el IBI de las naves agrícolas y ganaderas ante el mal momento del campo
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: larazon.es, Digital - 04/01/2018
La organización reclama a las administraciones que demuestren «solidaridad» con el sector El campo está preocupado debido a que ha sufrido este año recién terminado una de las peores campañas que se recuerdan. Ante esta situación y el mal momento económico por el que atraviesan muchos agricultores y ganaderos, y debido también a que las perspectivas de momento tampoco son nada halagüeñas por la falta de lluvias, la organización agraria Asaja ha solicitado a los ayuntamientos de Castilla y León que no apliquen en 2018 subidas en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles para naves agrícolas.
La organización, que preside Donaciano Dujo en Castilla y León, asegura que nuestra Comunidad es una de las regiones de España en las que más ayuntamientos, 522, han solicitado las subidas de los valores catastrales publicadas en el Real Decreto Ley 20/2017 del 29 de diciembre, por el que se aprueban diversas medidas tributarias.
Asaja reclama a las administraciones que demuestren «solidaridad» con el sector, y apunta que para frenar la «despoblación galopante» en los pueblos de nuestra Comunidad, «se requiere un trato fiscal favorable y adecuado a sus necesidades.
Además, la organización agraria considera que las subidas en el IBI de las naves «muchas veces no tienen justificación ni relación con ningún rendimiento económico», y afirma que los profesionales «se encuentran indefensos» a la hora de reclamar a la Administración «porque los trámites requieren una larga retahíla de documentos que "no existen ni han existido».
Dadas las circunstancias, ambientales y económicas para los el sector ganadero y agrícola , Asaja solicita responsabilidad a los ayuntamientos y a los técnicos de Hacienda «para que tengan en cuenta el contexto a la hora de valorar los bienes inmuebles y eviten hacerlo como si estuvieran en plena capacidad productiva».
Compartir: