Bioestimular las plantas para ayudarles a hacer frente a la sequía y las heladas
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: heraldo.es, Digital - 21/11/2017
La sequía hace sufrir a los cultivos. Cuando el agua escasea, las plantas se preparan para resistir pero ese estrés les causa un gran desgaste. ¿Cómo reaccionan frente al estrés ambiental? Al saltar la alarma se activa una serie de mecanismos de respuesta comunes a la mayoría de las plantas. Por ejemplo, se sintetizan azúcares, polialcoholes, algunos aminoácidos y derivados (todos ellos se conocen como osmolitos), así como proteínas protectoras específicas.
En casos de estrés extremo por sequía, salinidad, altas temperaturas, frío, radiación... aumentan las concentraciones de prolina, un aminoácido esencial, en las células de la planta. Es un mecanismo para evitar deshidratarse y, por lo tanto, "en condiciones de sequía, hace que la planta mantenga la turgencia y otros procesos como expansión y crecimiento celulares, fotosíntesis o crecimiento de la raíz", explican desde el Departamento de I+D de Fertinagro Biotech. En consecuencia, "protege a la planta frente a estrés oxidativo, que es lo que produce daño o muerte celular".
¿Cómo ayudar a la planta a activar este mecanismo de defensa? Fertinagro Biotech ha desarrollado un producto fisioestimulante líquido, Aminovit Vigorión, que se aplica fundamentalmente mediante pulverización sobre las hojas. "Al aportar un adecuado equilibrio de aminoácidos libres y destacando la concentración de prolina, aminoácido muy relacionado con la respuesta frente a las sequías, se potencia el equilibrio hídrico de la planta, que no tiene que gastar tanta energía en producir esos mecanismos de defensa y es capaz de combatir el estrés sin perder energía, vital para su desarrollo".
Aplicación preventiva
Aunque estos productos también son útiles en plena situación de sequía, aplicados de forma preventiva resultan mucho más efectivos, pues hacen aumentar la resistencia de la planta frente a la situación de estrés. Por ejemplo, "si viene una sequía o una situación de mucho calor, una planta que solo hubiera recibido fertilizantes con nutrientes minerales activaría en ese momento sus mecanismos para producir esos mecanismos de defensa, a través de la utilización de los aminoácidos que sintetizará de forma interna, lo que le supone un gran gasto de energía. Sin embargo, la planta que, previamente al estrés, ya tiene unas concentraciones celulares de estos aminoácidos responderá más adecuadamente a la situación de estrés y tendrá toda su energía para seguir su desarrollo".
Defenderse o crecer, esa es la cuestión.
Apuesta por la investigación
Hay mucha investigación detrás de un producto como este. Nació hace ya seis años, a partir del proyecto de investigación IDI-20080324 Valorización de subproductos como materias primas basadas en biopolímeros para la obtención de fertilizantes, certificado por el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), siendo uno de los objetivos principales el desarrollo de una nueva gama de productos fertilizantes, principalmente líquidos, basados en biopolímeros que favorecen de una forma notable el proceso metabólico. Este proyecto Biopolímeros tuvo un coste total de 1.086.352,45 euros y financiación CDTI a través de préstamo de 667.745,39 euros.
En el desarrollo del proyecto IDI-20110197 Prevención del estrés abiótico mediante fertilizantes bioestimulantes potásicos, en colaboración con el Instituto de Biología Molecular y Celular de Plantas de la Universidad Politécnica de Valencia y el Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias, y certificado por CDTI, se demostró de forma científica que Aminovit Vigorión, tanto a nivel génico como a nivel fisiológico, ejercía acción bioestimulante de plantas frente a situaciones de estrés. La inversión en este proyecto Abiótico fue de 750.821,08 euros , con financiación CDTI a través de préstamo de 533.882,75 euros.
Fertinagro Biotech ha invertido en I+D+i 30 millones de euros en los últimos 10 años, lo que le ha llevado a ocupar actualmente los primeros puestos en I+D+I a nivel europeo, atesorando 44 patentes. Y es que hay un gran camino que recorrer para mejorar la eficiencia del aprovechamiento de los nutrientes en los cultivos. Por ello Fertinagro Biotech apuesta por la investigación, el desarrollo y la innovación a través de la biotecnología y la sostenibilidad. De hecho fue la primera empresa europea de nutrición vegetal en recibir en 1988 la triple certificación de calidad (ISO 9001) Seguridad (OSHAS 18001) y medio ambiente (ISO14001).
El aumento de la sostenibilidad en el uso del fósforo en la agricultura; la reciente obtención de la homologación europea de la fitasa líquida Globalzimes FLF 1.000 que reduce el aporte de nutrientes en la ración de las aves con consecuencias positivas a nivel económico y medioambiental en el ámbito de la ganadería; el desarrollo en procesos de fertilizantes de liberación controlada (CRF) como alternativa a los tradicionales; o el inminente desarrollo de nuevos fertilizantes basados en el carbón actividad que permitirá producir cultivos de más calidad, disminuyendo los costes de producción y la huella de carbono, son algunos de los retos conseguidos y en los que está inmerso actualmente el departamento de I+D+i de Fertinagro Biotech.
En los últimos cinco años, quince de sus proyectos han sido certificados por el CDTI, once investigaciones se encuentran en curso y se colabora con más de 20 centros oficiales de investigación y universidades. Así mismo, el compromiso de Fertinagro con la investigación le ha llevado a formar parte de los patronatos de la Fundación Aula Dei, la Plataforma Tecnológica de Biotecnología Vegetal y del Centro de Investigación de Recursos y Consumos Energéticos, así como a colaborar con los principales centros de investigación y docentes de todo el país y de Europa, a través de los proyectos europeos.
Como objetivo compartido con el resto de empresas del Grupo Térvalis, la finalidad de Fertinagro Biotech es seguir aportando experiencias, biotecnología e innovación al sector agrícola, ganadero y alimentario, ganándose la confianza del agricultor y consumidor final, siempre desde el respeto al medio ambiente, la mejora continua y la sostenibilidad.
Compartir: