Bodegas Torres defiende el sol
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: elperiodico.com, Digital - 28/07/2017
La firma vitivinícola denuncIa las trabas administrativas para poner en marcha un planta fotovoltacia para autoconsumo
Torres, derecha, con Donoso. /
JORDI COTRINA
Desmoralización e incompresión. Son los sentimientos de los empresarios que, aun dispuestos a pagar el denominado impuesto al sol -que recae en las instalaciones de más de 10 kilowatios (kW)- ven cómo se ven paralizadas sus inversiones en plantas solares fotovoltaicas para su propio consumo por trabas burocráticas.
Es el caso de Bodegas Torres, que tiene listas pero sin poder usar unas instalaciones de en las que invirtió 465.000 euros. La empresa no pide la luna sino mejor acceso al sol. "Hace más de un año que iniciamos los trámites y todavía no se han legalizado", ha denunciado en una rueda de prensa el presidente d ela compañía, Miguel A. Torres, con el director general de la patronal Unión Española Fotovoltaica (Unef), José Donoso.
"Se están poniendo placas fotovoltaicas en todas partes ¿Qué lógica tiene que en España nos gastemos cada año todos los ingresos del turismo en comprar petróleo cuando buena parte de este se podría suplir con energía fotovoltaica?", sentencia. "Rajoy (por el presidente del Gobierno) dice que hay que mitigar los efectos del cambio climático, pues hagámoslo en serio", afirma.
El colmo de los despropósitos ha sido cuando, después de tantos meses, se les exige ahora la construcción de un transformador que supone 200.000 euros adicionales, lo que prácticamente hace inviable el proyecto. "En Chile y en California tenemos instalaciones fotovoltacias y no ha habido ningún problema", se lamenta.
Lagunas administrativas
Por su parte, Donoso atribuye las trabas a "la falta de claridad administrativa u obligaciones como tener que poner un tercer contador, lo que penaliza las instalaciones". Por todo ello, los empresarios como los del sector agrario y vitivinícola, que están entre los más interesados en hacerlo, ven frutrados sus deseos, aun estando dispuestos a pagar el impuesto al sol. Unef, de hecho, ha reclamado al ministerio de Energía que introduzca claridad en los permisos. "Hay muchas lagunas administrativas; se deja, no solo a la interpretación de la distribuidora eléctrica, sino incluso a la de sus responsables de zona. Esto produce una gran confusión y variedad de aplicación de las normas por zonas. Se produce indefensión aun respetando la legalidad", denuncia.
Bodegas Torres puso en marcha unas primeras instalaciones de 670 kilovatios (kW), que ocupan unos 15.000 metros cuadrados durante el anterior sistema que funcionaba con primas. El problema ha surgido con otros 400 kW sujetos al nuevo marco legal. Si este úlitmo año hubieran estado funcionando, "nos hubiéramos evitado la emisión de 63 toneladas de dióxido de carbono", afirma.
Con todo, la apuesta de las bodegas por la sostenibildiad sigue y en octubre ensayarán la captura del CO2 que surge de la fermentación del vino para hacer carbonatos y metano. Y ¿por qué este interés por el medioambiente? "Los vitivinicultores vivimos de la tierra y estamos amenazados por la subida de las temperaturas", afirma.
Compartir: