Bruselas muestra su decepción ante el nuevo arancel a la aceituna en EEUU pero no da ningún paso
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: agroinformacion.com, Digital - 30/01/2018
Buenas palabras, duras palabras de críticas, pero palabras al fin y al cabo y ninguna acción. La Comisión Europea (CE) mostró este lunes 29 su "decepción" ante el nuevo arancel adicional impuesto por Estados Unidos a la aceituna negra española, una decisión preliminar que España denunció en Bruselas y tras la que espera "seguir trabajando" para que el expediente se resuelva en favor de las ayudas europeas.
"La CE considera que no hay una base para medidas antisubsidios como las impuestas por Estados Unidos en noviembre. También estamos muy decepcionados con los aranceles preliminares antidumping acordados este mes", explicó a Efe una fuente comunitaria.
Bruselas ha proporcionado a las autoridades estadounidenses "numerosas pruebas" que demuestran que el apoyo de la UE a los agricultores, incluidos los productores de aceitunas españoles, "no distorsiona el comercio", subrayó la fuente.
Tejerina insiste en que que estas medidas no solo cuestionan "al sector español" sino a la PAC "en su conjunto"
La ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, mostró en Bruselas su "preocupación" por este nuevo arancel, impuestos de manera preliminar a raíz de una denuncia presentada por dos empresas californianas contra las empresas andaluzas que comercializan aceituna negra de mesa en el país, que reclama derechos antidumping y antisubvenciones a las importaciones del producto procedentes de España.
En el Consejo de ministros del ramo, reunido en la capital europea, la ministra mostró especial preocupación por el procedimiento referente a los subsidios, puesto que afecta "a fin de cuentas, una subvención otorgada por la Política Agrícola Común (PAC)".
Estados Unidos abrió dos investigaciones, una por considerar "injustas" las ayudas que reciben estos productores, y otra por competencia desleal, que se han saldado con un arancel preliminar impuesto en noviembre (de 2,31 a 7,24% para tres de las empresas y del 4,47 % para el resto de productores) y otro adicional, el pasado 19 de enero, del 17,3 %, aunque las decisiones aún no son definitivas.
Tejerina afirmó que estas medidas no solo cuestionan "al sector español" sino a la Política Agrícola Común (PAC) "en su conjunto", dado que los subsidios concedidos a estos productores forman parte de los pagos directos de estas ayudas.
Estas forman parte de la llamada "caja verde" en la Organización Mundial del Comercio (OMC), es decir, no vinculadas a la producción, por lo que "no provocan distorsión al comercio internacional", según su propia definición.
La CE subraya que los aranceles "no son definitivos" y prefiere esperar a que lo sean antes de actuar
"Deberían estar exentas de cualquier procedimiento antisubvención ante todos los países miembros de la OMC, como es el caso de EE.UU.", defendió la ministra.
La CE subraya que este nuevo arancel como los anteriores "no son definitivos", una decisión que se espera para el próximo mes de abril.
"Los aranceles no son aún definitivos, seguiremos utilizando todos los medios disponibles para asegurar un resultado justo de las investigaciones", aseguró la fuente comunitaria. Lo que no aclara es que si se convierte en definitivo este nuevo arancel qué va a hacer y, sobre todo, qué medidas va a tomar contra el sector de la aceituna española que verá cómo se cercenan sus exportaciones a EEUU.
Se trata del primer expediente de este tipo abierto por Washington sobre las subvenciones europeas a un producto agroalimentario.
(Texto: Mònica Faro / Efeagro)
Compartir: