Buenas perspectivas en Castilla y León para la cosecha de cereales de invierno
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: larazon.es, Digital - 16/05/2018
Se esperan recoger más de seis millones de toneladas aunque se mira al cielo para que siga lloviendo este mes y no granice Buenas noticias para los profesionales del campo, especialmente para los que se dedican al cultivo de cereales de invierno, como el trigo, la cebada o el centeno.
Y es que tras un 2017 para olvidar por la adversa meteorología, parece que este año viene de cara y con muy buenas perspectivas, debido al agua caída.
De hecho, y a pesar de que empezó tarde, se espera una campaña de recogida importante, que podría superar los seis millones de toneladas, según avanzaba ayer la consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, durante las celebraciones por San Isidro, patrón de los labradores, en Palencia.
«Las previsiones de esta campaña son favorables; muy superiores a las del año pasado y por encima de la media de los últimos cinco años», decía Marcos, quien, pese a ello, apelaba a la prudencia porque aún queda un mes por delante para ver la evolución definitiva del cereal.
De la misma forma, las organizaciones agrarias no quieren lanzar las campanas al vuelo antes de tiempo y animan a seguir rezando a San Isidro para que durante este mes no haga demasiado calor, siga lloviendo y no caiga ninguna granizada que pueda dar al traste con la cosecha de este año.
La consejera, además, destacaba el incremento del 2 por ciento que ha habido durante esta campaña de siembra de cereales, cuya cifra se aproxima a los dos millones de hectáreas a lo largo y ancho de la Comunidad, animados por las condiciones meteorológicas favorables de este año.
Profesionalización del sector
Milagros Marcos daba estas cifras apoyándose para ello en los datos que maneja su departamento sobre las solicitudes de ayudas de la Política Agraria Común (PAC) hasta el pasado 11 de mayo, que se han reducido un 4,2 por ciento, hasta los 71.874 solicitantes.
Un descenso que se debe principalmente a que estas subvenciones se dirigen fundamentalmente a los profesionales del campo que trabajan a título principal. «Nuestra apuesta pasa por profesionalizar el sector y orientar las ayudas de la PAC a los agricultores y ganaderos que viven de su actividad», apuntaba la consejera, mientras recordaba que para acceder a las ayudas este año se exigía que las personas que estuvieran cobrando por debajo de 300 euros dejarían de recibir la subvención de la PAC. Según datos facilitados por la Consejería, la superficie total declarada se mantiene en términos similares a las anteriores campañas, situándose en una cifra ligeramente superior a los 5,2 millones de hectáreas, de los cuales 3,4 millones corresponden a cultivos y barbechos y el resto, 1,8 millones de hectáreas, a pastos permanentes.
Destacan también desde al departamento agrario las más de 60.000 solicitudes registradas al régimen de abono básico y complementarios, como el pago verde, así como las 3.780 peticiones para el complemento de la ayuda directa por ser joven.
Compartir: