Casa Domingo, una empresa pionera en el mundo de jamón
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: heraldo.es, Digital - 07/08/2017
Es raro encontrar a alguien en Aragón que no relacione a Calamocha con el Jamón de Teruel, ya que es casi una seña de identidad de esta provincia, cuya producción porcina y condiciones climatológicas la convierten en el escenario óptimo para la elaboración de este exquisito producto, cotizado hoy en toda España.
En Jamones Casa Domingo son conscientes -y en parte responsables- de este éxito, ya que fueron el primer secadero de jamones que se puso en marcha en la zona del Jiloca. "La gente solo venía a Calamocha porque era sitio de paso y, de repente, nos convertimos en los pioneros del jamón. Nos llamaban - y nos llaman- el rey del jamón y venían a comprar desde todos los rincones de España, incluso mandábamos jamones por Correos y Renfe". De este modo lo explica Nati Pamplona, gerente de esta empresa e hija de Domingo Pamplona, el emprendedor que apostó por Calamocha y puso en marcha un negocio cuando nadie ubicaba esta localidad en el mapa.
Producto propio
Se trata de una empresa que posee sus propias granjas, además del secadero y de un centro de loncheado, también propio, donde preparan los productos que después venden en su tiendas gourmet, situadas en la carretera Sagunto-Teruel, a la entrada de Calamocha, y en la entrada norte del Autovía Mudéjar, en el polígono agroalimentario de Calamocha. Además de Jamón de D.O. de Teruel, su lista de productos incluye embutidos fresos y curados.
Entorno rural
Emprender nunca es fácil, y menos aún en una zona como el Jiloca, en una de las comarcas con mayor despoblación de Aragón. A pesar de las dificultades, en los más de 40 años de historia de esta empresa han seguido trabajando y apostando por Calamocha y su gente. "Somos un secadero pequeño, con no más de 10 trabajadores, pero todos son vecinos de Calamocha y la zona".
Su historia, de cerca
La historia de Jamones Casa Domingo comenzó hace 44 años, cuando Domingo Pamplona decidió dejar su trabajo y convertirse en su propio jefe, poniendo en marcha el que sería el primer secadero de jamones de Calamocha. Comenzó como una bodega en la que, además de comprar jamón, "la gente echaba un vino, tapeaba".
Este concepto evolucionó, aunque desde que empezaron, el proceso de elaboración de su producto estrella el Jamón de Denominación de Origen de Teruel- es el mismo: se seca al natural, se sala y se manteca a mano, con un proceso de curación de entre 24 y 26 meses. "Durante la crisis, nuestra apuesta siguió siendo la elaboración de productos de calidad, tal y como llevamos haciéndolo durante 44 años", concluye la gerente.
- Ir al suplemento 'Aragón, pueblo a pueblo'.
Compartir: