Cientos de tractores y de agricultores piden soluciones para el campo en Castilla-La Mancha
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: abc.es, Digital - 07/04/2017
Varios miles de agricultores, acompañados por centenares de tractores, han reclamado este jueves soluciones para los problemas del campo en las calles de las cinco capitales de provincia de Castilla-La Mancha, siguiendo la convocatoria de la organización agraria Asaja.
Fuentes de Asaja de Castilla-La Mancha han cifrado en cerca de 400 los tractores que han participado en las distintas marchas, aunque las cifras han variado considerablemente en las distintas ciudades, desde los 200 tractores que han marchado por Ciudad Real al único tractor que ha encabezado la manifestación de Guadalajara.
Según Asaja, en la de Cuenca han participado unos 50 tractores, en Albacete unos 70 tractores y en la de Toledo una veintena, de los cuales solo seis han subido hasta la Plaza de Zocodover, donde ha finalizado la manifestación.
Tras los tractores y bajo el lema «Sin campo no hay vida», se han manifestado miles de agricultores, que han reclamado soluciones a los problemas que tiene el campo de Castilla-La Mancha.
Las primeras estimaciones de Asaja apuntan a que la manifestación más concurrida ha sido la de Toledo, a la que han asistido unas 2.000 personas, según la organización agraria, que estima que en las de Albacete y Ciudad Real ha habido unos 1.500 manifestantes en cada una, en la de Cuenca unos 1.000 y unos 500 en la de Guadalajara.
En todas las capitales, los manifestantes han entregado su tabla reivindicativa en las delegaciones provinciales de Agricultura y en las subdelegaciones del Gobierno, así como en la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha en la Plaza de Zocodover, ya que sus peticiones van dirigidas a ambas Administraciones.
La organización agraria ha elaborado una amplia tabla reivindicativa, en la que reclama medidas que entiende que son posibles de aplicar, según ha comentado el presidente de Asaja de Castilla-La Mancha, Fernando Villena, que ha afirmado: «No pedimos cosas imposibles».
Villena, que ha participado en la manifestación de Toledo junto a la presidenta provincial de Asaja y vicepresidenta regional de la organización, Blanca Corroto, ha justificado las movilizaciones de Asaja porque, según ha argumentado: «Las macrocifras de cómo va la agricultura y las exportaciones no se corresponden con cómo va el bolsillo del agricultor».
«No estamos en contra de nadie, no vamos en contra de ninguna Administración», ha aseverado Villena, con el que ha coincidido el secretario general de Asaja de Castilla-La Mancha y presidente provincial en Cuenca, José María Fresneda, quien ha considerado: «las Administraciones saben perfectamente lo que hay que hacer, aunque se les haya entregado la tabla reivindicativa».
Ayudas para la PAC Fresneda ha recordado que la de este jueves ha sido la primera de las movilizaciones que Asaja va a realizar para reivindicar soluciones para problemas como los daños en los cultivos que causan las especies cinegéticas, la falta de agua o las excesivas limitaciones que las Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA) imponen a los agricultores.
En este sentido, Blanca Corroto ha avanzado que esta primera movilización de Asaja va a tener continuidad y ha advertido a las Administraciones: «Qué sepan que Asaja no se va a cansar de salir, hasta que consigamos lo que llevamos en las tablas reivindicativas».
Corroto ha valorado la participación en las manifestaciones y ha reflexionado: «Al significará cuando hay tanta gente fuera» y ha pedido disculpas, en nombre de la organización, por las alteraciones que han provocado en el tráfico de las cinco ciudades.
En la manifestación de Ciudad Real ha participado el presidente nacional de Asaja, Pedro Barato, que ha reclamado un cambio en la política agraria regional.
Barato ha demandado el Gobierno de Castilla-La Mancha más apoyo para los jóvenes agricultores, que garantice el acceso al agua y la modificación de las políticas ambientales que restringe el desarrollo de la agricultora en lugares como las zonas ZEPA.
Los principales puntos de la tabla reivindicativa son medidas por la sobrepoblación de conejos y los daños producidos por especies cinegéticas de caza mayor, que la actividad agrícola en áreas protegidas no suponga una carga para los agricultores o un plan de regadío que contemple 1.500 hectómetros cúbicos para 500.000 hectáreas en 20 años.
Asimismo reclaman ayudas de la Política Agraria Común (PAC) «ágiles, con normas simples y coherentes y sin retraso en los pagos» y que se paguen los expedientes PAC de 2015 y 2016, así como medidas en relación a la cadena agroalimentaria y a los precios, cambios en el sistema de seguros agrarios y un mayor presupuesto para la sanidad animal y vegetal, entre otras reivindicaciones.
Compartir: