Cinco trucos esenciales para preparar el mejor gazpacho
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: heraldo.es, Digital - 14/07/2017
De origen andaluz pero cocinado, consumido y disfrutado en toda España. Así es el gazpacho, una de las sopas fresca más populares del verano, y también una de las más polémicas, pues, al igual que la tortilla de patatas: ¿quién prepara el mejor?
Cierto es que el de casa siempre tiene ese regusto familiar que tan bueno sabe, y es importante no perder esa esencia que lo hace único frente a otros. Pero sí se pueden seguir una serie de consejos que ayudarán a potenciar su sabor y aroma, ayudándonos a ganar la batalla y proclamando nuestro gazpacho como el mejor.
La base de un buen gazpacho es el tomate, así que cuidar los que se eligen es fundamental. Los mejores: los más maduros, pues ayudarán a que la textura del gazpacho sea suave, el sabor intenso y el color perfecto.
¿Pelar los tomates? Nunca, le quitaremos sabor y presencia al gazpacho. Lo mejor es pasarlo el zumo de tomate por un chino para quitar las impurezas más importantes, como pieles grandes o pepitas.
Aunque el aceite no sea tan importante en el gazpacho como en el salmorejo (no se necesita que emulsione) siempre tiene que ser de oliva virgen extra, sea cual sea la variedad que elijas. Y el chorrito de vinagre, de Jerez; su intensidad y aroma dará ese gusto andaluz tan buscado en esta sopa fría.
Es un error muy común, y no hay que olvidar que en el gazpacho: el orden de los factores sí altera el producto. Primero hay que triturar los tomates y el resto de hortalizas hasta conseguir la sopa fría, y una vez lista la aliñamos con el aceite y el vinagre, y removemos. Si por algún casual lo ponemos todo junto en el vaso de la batidora, lo que conseguiremos es que el aceite emulsione, y la textura de nuestro gazpacho no será la deseada, sino la de un salmorejo mal ejecutado.
Las prisas a la hora de la comida nos han hecho olvidar, en muchas ocasiones, la importancia de servir bien un plato. En el caso del gazpacho que no falten los picatostes de pan naturales y los trocitos de cebolla, tomate y pepino, sin guarnición, no podemos decir que está perfecto.
Ir al suplemento de gastronomía
Compartir: