Citri&Co, el plan de Martinavarro para arrebatar a AMC el liderazgo citrícola
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: elmundo.es, Digital - 03/08/2017
El grupo de Castellón se alía con Río Tinto para producir 500.000 toneladas y facturar 235 millones
El hólding resultante supera con creces a Anecoop y a otros grandes citricultores
La pugna entre los grandes grupos citrícolas españoles por el liderazgo del sector se recrudece tras la alianza suscrita entre Martinavarro y Río Tinto Fruit, que ha dado a luz a un nuevo coloso europeo: Citri&Co. El holding que lidera la firma castellonense refuerza su posición frente a su principal competidor, la murciana AMC Group, que hasta ahora mantenía la posición hegemónica. Sobre el papel, Citri&Co está llamada a suceder a la firma dirigida por Antonio Muñoz, un gigante agroalimentario cuya facturación roza los 1.200 millones de euros, aunque su actividad se encuentra enormemente diversificada. Comprende desde el negocio de los zumos al de la uva de mesa pasando por la producción y comercialización de multitud de variedades hortofrutícolas.
El grupo resultante de esta operación, que adelantó ayer el diario Expansión, suma cerca de 500.000 toneladas de cítricos, seis plantas de empaquetado en Castellón, Valencia y Huelva y una facturación próxima a los 325 millones de euros.La magnitud es tal que sus dos socios, Martinavarro y el grupo onubense Río Tinto, controlan más de 8.000 hectáreas de cítricos en los dos hemisferios para atender la demanda en Europa fuera de temporada, fundamentalmente durante el periodo estival.
El acuerdo une a las familias Martinavarro y Ballester con Garavilla, una estirpe con intereses en la industria conservera española si bien las dos compañías mantendrán la independencia en la gestión, según indicaron ayer a través de un comunicado. La estrategia de expansión de Martinavarro se ha acelerado desde que en 2016 el fondo de capital riesgo Miura tomara parte de un 25% del capital de la mercantil. La alianza con Río Tinto cumple este objetivo.En primer lugar, la compañía radicada en Huelva aporta un volumen (de producción y de negocio) nada desdeñable para pugnar con AMC. Pero también le permite acceder a un mercado en auge y con rentabilidades más elevadas como el de la producción ecológica, donde la firma de los Garavilla ha consolidado una posición de privilegio.
La fusión de ambas empresas conllevará un intercambio accionarial, que permitirá a la familia Garavilla tomar participación en la sociedad. Las partes rehusaron aclarar en qué proporción se ha producido esta proporción y cómo queda la participación en el holding.
Con la suma de ambas compañías -y las sinergias que ello conlleva- Citri&Co pretende ampliar la cartera de producto e intensificar el proceso de expansión internacional a fin de acceder a nuevos países y mercados. De hecho, uno de sus objetivos es consolidar las explotaciones del grupo en el hemisferio sur, a fin de garantizarse la producción a contraestación.
Hasta ahora, AMC y Martinavarro se erigían en los principales productores y comercializadores españoles de cítricos, a una distancia considerable del tercer gigante de la citricultura europea, Anecoop.La cooperativa de segundo grado comercializó más de 300.000 toneladas la pasada campaña, si bien los rendimientos económicos resultan sensiblemente inferiores a sus predecesores.
En un segundo grupo, destacan otros grandes productores como Fontestad, SanLucar Fruit, Bollo Fruits, Cañamás Hermanos, Vicente Giner o Frutas Tono.
Compartir: