Cómo proteger tu negocio de robos durante el verano
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: abc.es, Digital - 24/07/2017
De noche, de una a cuatro de la madrugada. Los lunes, martes y jueves, por ese orden. Estos son los momentos del día y de la semana que prefieren los amigos de lo ajeno para echar mano de los productos, mercancías, maquinaria, cajas fuertes... de pymes, comercios, bares, restaurantes y pequeños negocios, incluso de naves industriales, según datos de Securitas Direct. Sin embargo, en la central Receptora de Alarmas de Prosegur no se para los fines de semana, especialmente el sábado y de 2 a 5 de la madrugada.
En cualquier caso, sea el día que sea, el verano es una época del año en la que aumenta la vulnerabilidad de muchos empresas y pequeños negocios para ser asaltados por ladrones. Y no solo se trata del género que pueda desaparecer, sino que un intento de robo puede conllevar un gran destrozo en el negocio. «Aunque exista un seguro, el coste económico puede resultar elevado y muchas aseguradoras recomiendan y obligan en la póliza a tener sistemas de alarmas para prevenirlo», afirma Ignacio Jiménez, director de Relaciones Institucionales de Securitas Direct. Pero sobre todo, «lo que más le preocupa a las pymes es la seguridad personal de sus empleados y del propietario», cuenta Israel Casaseca, director comercial de Prosegur.
Gasolineras, tiendas de móviles y perfumes, bares, farmacias y ópticas son los más robadosLo más goloso para los ladrones son los productos pequeños de alto valor económico y el dinero en efectivo. Los negocios que sufren más percances son las gasolineras, muy vulnerables porque suelen estar más aisladas, ubicadas a las afueras de ciudades y pueblos. Y los comercios a pie de calle: establecimientos de telefonía móvil y productos tecnológicos, las tiendas que venden perfumes y cosmética, bares y restaurantes y farmacias y ópticas. «Todos ellos ofrecen caja y productos que se venden fácilmente en el mercado negro», dice Jiménez. Las zonas industriales también son objetivo: «naves discretas que almacenan todo tipo de mercancía con cierto valor: tabaco, bebidas...», asegura Casaseca.
Para reforzar la seguridad en su empresa, estas son algunas recomendaciones y advertencias de los expertos:
Los peores momentosLa hora de hacer caja: El cierre, cuando se hace la recaudación de caja, y la apertura del establecimiento son los momentos más delicados para los empleados y el negocio. Es cuando los ladrones están al acecho, «sobre todo en negocios pequeños», dice Casaseca. Por eso, se recomienda que en el local sólo se conserve una cantidad mínima de dinero en efectivo. A medida que se vaya acumulando, lo mejor es llevar el dinero en una entidad financiera o guardarlo en una caja fuerte. Pero es una decisión del propietario. Hay ofertas en el mercado para que el traslado del efectivo a un banco se realice con seguridad. «Lo mejor es que cuando se abra y cierre el establecimiento el propietario se asegure de que no hay nadie cerca», afirma Jiménez.
Estar aisladoSituación de vulnerabilidad: Los polígonos industriales y las zonas menos céntricas, lejos de viviendas, son más vulnerables a la hora de sufrir incursiones. «Hay zonas industriales que son páramos y son un objetivo claro y concreto», según Jiménez. «En fines de semana o puentes como el 15 de agosto en esos lugares no hay nada de actividad y los ladrones tienen más horas para acometer el robo. A veces han estado toda una noche para abrir una caja fuerte», cuenta Casaseca.
DiscreciónNo poner carteles de vacaciones: No difundir que el establecimiento cierra por vacaciones puede salvar un negocio de los cacos. Ni en redes sociales, ni colgando un cartel... y menos anunciar las fechas que se cierra. «Tampoco dejar el escaparate a la vista y menos con género», advierte Jiménez. Y contar con una persona de confianza que recoja el correo del buzón.
Dispositivos de seguridadDisuaden a los ladrones: Alarmas conectadas a centrales, cámaras, barrotes, cristales de seguridad, persianas metálicas, cerraduras invisibles, detectores de largo alcance... En el mercado existen dispositivos de seguridad para cubrir cualquier necesidad. «La integración de medidas físicas y tecnológicas son elementos que retrasan y disuaden un intento de robo», aconseja Jiménez.
La alarmaUna gran aliada si se usa bien: Para evitar falsas alarmas y mejorar la seguridad en empresas más grandes, Techco Security recomienda: No conectar la alarma hasta que todo el personal se haya marchado, restringir el acceso a los empleados fuera de los horarios laborales, no entrar en la instalación hasta haber desconectado la alarma y realizar los trabajos de limpieza y mantenimiento en horario laboral.
TemasAutónomosPolígonos industrialesPymesEmpresasEmpresarios
Compartir: