Cómo reinventar la agricultura usando tecnologías procedentes del automóvil
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: abc.es, Digital - 17/11/2017
Con los agricultores usando sensores para decidir el momento perfecto para cosechar, consultando aplicaciones para medir la temperatura del suelo y dirigiendo tractores automatizados a través de los campos, el mercado de la tecnología agrícola está creciendo en todo el mundo. Desde sistemas de propulsión para tractores y soluciones hidráulicas para maquinaria agrícola, hasta productos conectados para la agricultura inteligente, Bosch está transfiriendo tecnologías de los automóviles a la agricultura y, como resultado de ello, está generando ventas por valor de mil millones de euros. Además, este campo de negocio está listo para seguir desarrollándose.
A mediados de la próxima década, la compañía alemana planea duplicar las ventas de tecnologías para la agricultura. «Bosch puede ir más allá de los automóviles y de los destornilladores sin cable. Estamos llevando la alta tecnología a la agricultura, abriendo un mercado valorado en miles de millones», asegura Markus Heyn, miembro del Consejo de Administración de Robert Bosch.
Según varios estudios, la población mundial alcanzará los ocho mil millones en 2025. Para alimentar a esa población, es necesario cultivar más alimentos, pero la cantidad de tierra cultivable no está creciendo. Esto significa que los agricultores necesitan aumentar el rendimiento de sus cosechas. Mientras que en el año 1900 un agricultor alimentaba a cuatro personas, ahora la cifra es de 155 personas y sigue aumentando, según un estudio de Rheinischer Landwirtschafts-Verband.
Una de las claves para alcanzar rendimientos agrícolas más elevados y lograr que el campo sea cada vez más eficiente es la conectividad. Los estudios indican que el mercado de la agricultura digital crecerá en todo el mundo desde los 3.500 millones de euros actuales hasta los 6.000 millones de euros. La «Smart Agriculture» y la conectividad están catapultando al futuro las explotaciones agrícolas, al mismo tiempo que impulsan nuevas tecnologías en Bosch.
«A través del Internet of Things y de la nube Bosch IoT Cloud, estamos digitalizando la agricultura», dice Heyn. Hay muy pocas compañías, aparte de Bosch, que tengan el software, la tecnología de sensores y la experiencia necesaria para este tipo de servicios. Desde la conectividad del campo hasta la maquinaria, las soluciones de Bosch ayudan a los agricultores en su trabajo diario, optimizando las cosechas o haciendo que los procesos agrícolas sean más eficientes. Bosch también está aplicando sensores MEMS, desarrollados originalmente para automóviles, a la agricultura.
Estos sensores miden valores relevantes como la temperatura y la humedad, y los transmiten a través de la nube a los smartphones de los agricultores. Mediante la correspondiente App, pueden vigilar sus cultivos en todo momento, sin importar dónde se encuentren, sin tener que controlar presencialmente los cultivos sobre el terreno. De esta forma, los agricultores ahorran tiempo y aumentan la calidad y el rendimiento de sus productos. Otro servicio que la Bosch IoT Cloud puede ayudar a hacer realidad es conectar la maquinaria agrícola. Los datos del vehículo pueden usarse para anticiparse a posibles fallos y solucionarlos a tiempo, evitando así averías y reparaciones costosas.
Fumigando y ahorrandoA través de la tecnología, Bosch no solo facilita el trabajo de los agricultores y les ayuda a aumentar el rendimiento de sus cosechas, sino que también apoya para que la agricultura sea más respetuosa con el medio ambiente. Como parte de un proyecto de investigación, Bosch está desarrollando, junto con Bayer, una nueva tecnología inteligente de pulverización mediante el uso de sensores de cámara de vídeo, capaz de diferenciar entre cultivos y malezas y, así, solo atacar a las malas hierbas con pesticidas en una única pasada. "La fumigación inteligente elimina de manera sostenible las malas hierbas de los campos de cultivo. De esta forma, limpiamos de maleza los cultivos mientras se minimiza el impacto ambiental", concluye Heyn.
La experiencia de Bosch en sistemas está permitiendo que la maquinaria agrícola sea más eficiente y cómoda de utilizar. La Smart Cab (cabina inteligente), que Bosch desarrolló conjuntamente como miembro del grupo conceptual CAB, convierte a la maquinaria agrícola en centros conectados y de mando en el campo. Todos los componentes, vehículos, cámaras y drones, pueden interactuar entre sí dentro de la Smart Cab.
A través de la nube, la cámara de los drones envía imágenes detalladas del estado de los cultivos a la cabina del conductor, al mismo tiempo que los operadores pueden recibir, desde la cámara de reconocimiento de objetos, alertas sobre obstáculos vivos, como, por ejemplo, ciervos. Utilizando un patrón de características, los usuarios de estos vehículos agrícolas pueden descargar ciertas funciones directamente desde la nube a la máquina. De esta manera, las boquillas del sistema de fumigación se pueden ajustar, por ejemplo, en función de las condiciones climatológicas y del estado del suelo.
Compartir: