Cooperativas Extremadura alerta de la grave situación de los tomateros de Miajadas
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: extremaduradehoy.com, Digital - 04/04/2018
Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura ha alertado sobre la gravísima situación económica en que quedan los agricultores de tomate de la provincia de Cáceres, en la que la comarca de Miajadas concentra un alto porcentaje de producción tomatera de España, al no incluirse en la Orden publicada en el Boletín Oficial del Estado con los nuevos módulos del IRPF en la Declaración de la Renta del año 2017 de los agricultores y ganaderos extremeños, que estén acogidos al régimen de estimación objetivo.
Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura presentó el pasado mes de enero su propuesta de reducción de estos módulos ante la preocupante situación de pérdidas de producción sufrida el año pasado por las adversidades climatológicas, que ha sido recogida en su totalidad en la citada Orden.
La federación extremeña de cooperativas ha mostrado así su satisfacción por conseguir transmitir al Gobierno, a través de la Junta de Extremadura, las circunstancias excepcionales que atravesaron numerosos sectores agroganaderos, generando un incremento de costes que afectó, junto a precios a la baja, a la rentabilidad de las explotaciones.
De este modo, valora la puesta en marcha de políticas fiscales por parte del Ministerio de Hacienda, que permitirá una actualización de la presión fiscal de los agricultores y ganaderos a la situación real del campo extremeño. Además, en esta ocasión y a diferencia del año pasado, esta Orden se ha hecho pública antes del inicio de la Campaña de la Renta 2017.
No obstante, Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura ha lamentado que sólo se incluya el cultivo del tomate de la provincia de Badajoz y no a las dos provincias extremeñas, teniendo en cuenta que ambas son importantes productoras de tomate, un cultivo en el que Extremadura es la principal región productora del país.
La unión cooperativa considera que las adversidades meteorológicas que afectaron a este cultivo, se produjeron en ambas provincias: altas temperaturas que generaron daños importantes en las plantaciones sembradas a primeros de abril, provocando pérdidas muy importantes por podredumbre apical.
Igualmente, se muestra apesadumbrada por que no se incluyan en esta orden el cultivo del girasol ni el arroz, cuando las pérdidas en este último cultivo fueron del 20% de la producción debido a las altas temperaturas, generando multitud de granos vanos y una reducción de los rendimientos por hectáreas.
A ello hay que añadir la gravísima falta de rentabilidad del cultivo de arroz en Extremadura, ocasionada por la escasez de materias activas necesarias para combatir el problema de la proliferación de malas hierbas.
Las reducciones establecidas, a petición de Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura, suponen en la práctica una disminución proporcional de la base imponible derivada de los rendimientos de la actividad agraria y, por tanto, del resultado de la declaración del IRPF para los agricultores y ganaderos extremeños de aceituna de mesa, vino, cereales de invierno, maíz, melocotón, nectarina, cereza, higo, castaña, ovino, vacuno y apícolas.
La petición de Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura se basaba en que el año 2017 fue nefasto desde el punto de vista meteorológico por la extrema sequia que venía padeciendo el campo extremeño, las olas de calor y las importantes tormentas registradas en los meses de mayo, julio y agosto.
Estas circunstancias excepcionales afectaron a todos los sectores agroganaderos, generando importantes pérdidas económicas por el descenso de la producción y afectando, junto al incremento paulatino de los costes de producción y a la reducción de los precios en origen, a la rentabilidad de las explotaciones.
Esta situación llevó a Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura a solicitar esta reducción en los módulos del IRPF en la Declaración de la Renta del año 2017 de los agricultores y ganaderos extremeños para que sus obligaciones fiscales se adaptaran a la situación real del campo extremeños y defender así el futuro del sector en la región.
Compartir: