Crisis de precios en la fruta del hueso al sobrar 40.000 toneladas
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: larazon.es, Digital - 07/08/2017
La campaña de fruta de hueso (melocotón, nectarina y paraguayas) ha ido de mal en peor desde su comienzo y ahora mismo las centrales se encuentran saturadas y sobran 40.000 toneladas, a las que se debe añadir el producto que está en los árboles. Esta cifra se puso de manifiesto durante la reunión que celebraron el pasado viernes representantes de este sector y del Ministerio de Agricultura para analizar la situación y buscar soluciones.
El problema se concentra en estos momentos en las zonas productoras de las provincias de Huesca y Lérida, en las que algunas centrales frutícolas han dejado de recibir mercancía, lo que ha incrementado el nerviosismo de los agricultores, que no pueden ni recoger ni entregar su cosecha.
Los representantes de estos últimos pidieron que se pongan en marcha medidas extraordinarias para retirar del mercado este excedente de producción. Desde el Ministerio de Agricultura se han dirigido a la Comisión Europea para solicitar esas actuaciones; sin embargo, a corto plazo será muy difícil que se adopten, ya que en la Dirección General de Agricultura no cuenta con fondos para financiarlas y deben recibir el dinero de la Dirección General de Presupuestos. Suponiendo que se autorizasen, sería dentro de varios meses, con la campaña ya finalizada. Mientras tanto, varias organizaciones agrarias han convocado diversas movilizaciones, entre ellas una concentración ante la sede de la Oficina de la Comisión Europea en Barcelona.
Esta situación de crisis, con bajos precios y excedentes en el mercado se debe fundamentalmente al incremento de la producción y de la oferta que se ha registrado en España, especialmente en Murcia, por el aumento de las plantaciones.
Por otro lado, los mercados exteriores no tienen capacidad para absorber esa oferta. A ello ha contribuido la guerra comercial existente entre Rusia y la Unión Europea (UE) y la imposibilidad de vender en este país.
Compartir: