Denuncian que la tuberculosis bovina vuelve a Extremadura a máximos de prevalencia de 2001
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: elperiodicoextremadura.com, Digital - 10/01/2018
Técnicos de la Junta realizando las revisiones a los animales. -
La Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos ha detectado, tras consultar los últimos datos relativos a sanidad animal y, en especial a la tuberculosis bovina, un aumento de la prevalencia de la enfermedad y ha denunciado la ineficacia de los planes de erradicación.
Según explica, se pone de manifiesto que existe una tendencia clara al aumento de casos de tuberculosis bovina e insiste en que no tiene sentido que el Ministerio se empeñe en una línea de continuidad en sus planes de erradicación cuando éstos no han funcionado.
La organización agraria ha mostrado su desconfianza en el plan de erradicación, ya que pese a que los últimos datos disponibles son de 2016, los objetivos del Programa de Trabajo Plurianual 2015-2017, que preveían llegar a 2017 con una prevalencia del 1,55 por ciento, no se han cumplido.
Además, critica que pese al mal resultado de planes anteriores en estos últimos años, el Ministerio se empeña en poner en marcha las mismas idénticas líneas para 2018 y advierte de que si no se adoptan otro tipo de medidas que atajen la causa principal del problema, como son los reservorios de fauna silvestre, el objetivo para 2018, fijado en el 2,25 por ciento de prevalencia, corre también un serio riesgo de no cumplirse.
Unión de Uniones señala que hasta ahora no se ha actuado para controlar la enfermedad en la fauna silvestres, particularmente jabalíes, de los que sólo se examinará un 3 por ciento, cuando se conoce que el índice de prevalencia es del 10 por ciento, y que en las regiones más afectadas este porcentaje aumenta hasta llegar al 32% en Castilla-La Mancha, el 25% en Extremadura y el 21% en Andalucía.
Lamenta que, por el contrario, es el ganado sobre el que, a pesar de no ser el foco del problema, se actúa exclusivamente, sometiendo a controles de más del 90 por ciento de los animales y sacrificando cerca de 30.000 vacas al año, "que es la ruina de los ganaderos afectados".
La organización agraria señala que desde 2005 ya han sido sacrificadas 370.000 vacas sin resolver el problema, por lo que recuerda que se ha pedido en multitud de ocasiones poder realizar una prueba de contraste para evitar sacrificios innecesarios.
Unión de Uniones, que ya se manifestó en septiembre del pasado año ante del Ministerio de Agricultura, insiste en que el MAPAMA debe involucrarse de una vez por todas y cambiar radicalmente la forma de gestionar este problema que continúa provocando graves perjuicios a los ganaderos sin ningún tipo de solución.
Compartir: