El Banco de España aumenta al 2,7 % la previsión de crecimiento del PIB en 2018
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: levante-emv.com, Digital - 21/03/2018
El Banco de España ha revisado al alza el crecimiento de la economía española para el próximo trienio y pronostica un crecimiento del PIB del 2,7 % este año, tres décimas más, que se desacelerará hasta el 2,3 % en 2019 (dos décimas más) y al 2,1% en 2020 (una décima más), mientras que la tasa de paro se reducirá hasta el 11% a finales del periodo analizado.
En su informe sobre las proyecciones macroeconómicas de la economía española, la autoridad monetaria afirma que el PIB, que habría crecido un 0,7 % en el primer trimestre de este año, igual tasa que en los dos trimestres anteriores, sigue mostrando un «elevado dinamismo» y que las perspectivas para 2018-2020 dibujan una «prolongación de la etapa expansiva», si bien espera que la intensidad del crecimiento se vea «gradualmente mitigada».
Crecimiento del empleo
Sobre la evolución del empleo, el Banco de España prevé un crecimiento del empleo muy cercano al aumento del PIB en el periodo analizado y, por tanto, una moderación de los elevados ritmos de crecimiento observados en el último trienio, con alzas del 2,7% este año, del 2% en 2019 y del 1,9% en 2020 (mejoras de entre cuatro y tres décimas), lo que permitirá que la tasa de paro se reduzca hasta el 15,1% este año, al 13,3% al año siguiente y el 11% al final del periodo analizado, aún muy superior a la tasa previa a la crisis.
Según el Banco de España, esta «elevada desocupación» será uno de los factores que contribuirán a contener el crecimiento salarial en España.
No obstante, espera un repunte de los salarios a lo largo del próximo trienio, si bien estima un crecimiento similar de la productividad, por lo que dicho repunte salarial será compatible con la continuación de las ganancias de competitividad de la economía.
Inflación
En cuanto a la evolución del IPC, estima que este año crecerá un 1,2% de media, con una trayectoria influenciada por el componente energético, que experimentará un repunte en los próximos meses, hasta alcanzar un pico en verano, antes de volver a desacelerarse a finales de año. En los dos ejercicios posteriores, el IPC se aceleraría hasta el 1,4% y el 1,7%.
Compartir: