El Brexit es un proceso psicológico más que económico
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: elmundo.es, Digital - 04/12/2017
"El Brexit dañará más a la economía irlandesa que a la británica", afirma el ex primer ministro irlandés John Bruton
Londres abonará entre 45.000 y 55.000 millones de euros como factura por el Brexit
John Bruton (Dunboyne, 1947) fue primer ministro irlandés en los "felices" 90: del mercado único que suprimió las barreras físicas entre las dos Irlandas, al Acuerdo del Viernes Santo que allanó el camino al proceso de paz. Bruton advierte ahora que los avances logrados en los últimos veinte años pueden saltar por los aires con el Brexit, que tendrá un mayor impacto económico y social en la vecina Irlanda que en el propio Reino Unido.
¿Hay alguna manera de soluciona el "problema irlandés"? ¿Se puede quedar una parte de isla dentro de la UE y la otra fuera?El obstáculo está en la mente cerrada de la facción pro-Brexit del Partido Conservador. No entienden que los mercados abiertos requieren normas comunes, decididas democráticamente entre los países e interpretadas de un modo uniforme. Eso es lo que facilita la UE. La permanencia en el mercado único y en la unión aduanera podría ser una solución, pero los brexiteros (y los unionistas) no ven nigún valor en ello... El Reino Unido ha puesto a Irlanda en una posición casi imposible, tanto para preservar el proceso de paz como para asegurar el libre comercio entre las dos partes de la isla. Una vuelta a la frontera dura seriviría para aislar los nacionalistas del norte de una manera peligrosa... El Brexit dañará potencialmente más a la economía irlandesa que a la británica. El Reino Unido puede haber votado a favor de este acto de autolesión económica, pero los ciudadanos de la República de Irlanda no han votado, y los de Irlanda del Norte han votado por la permanencia. El Gobierno británico ha llegado a sugerir una frontera "virtual" y sin fricciones, sin necesidad de volver a instalar aduanas y con los últimos avances tecnológicos...Eso no es posible. Dos terceras partes de los cargamentos que atravesarán la frontera tendrían que ser inspeccionados en algún lugar, y eso crearía poblemas. Usted ha llegado a decir que Irlanda debe hacer cuanto esté en su mano para evitar el Brexit ¿Lo cree aún posible?Lo que creo que debería hacerse en prolongar el tiempo límite que fija el Artículo 50 y tener un margen de dos a seis años para intentar resolver las complejidades a las que nos enfrentamos. Así se daría tiempo a los británicos para cambiar de opinión si lo consideran, y eso haría innecesario un acuerdo de transición. El Reino Unido debería seguir siendo un miembro con derecho a voto durante ese tiempo.¿Qué pasaría en Irlanda si el Reino Unido opta por marcharse de un portazo y sin un acuerdo con la UE?Eso sería desastroso para nosotros a medio plazo, y a largo plazo dañaría considerablemente las relaciones entre Irlanda y el Reino Unido. En ese caso, Irlanda tendería los puentes económicos y culturas hacia otros países como Francia y España, como ocurrió durante los conflictos del siglo XVI y XVII (en la batalla de Kinsale, sin ir más lejos).¿Reconocerá el Reino Unido el daño que el Brexit puede causar a sus vecinos más próximos?Hay muy pocas señales de que quieran reconocer el daño, o que les importe lo más mínimo. En lo único que piensan es en sí mismos y en "recuperar el control". El Brexit es un proceso más "psicológico" que económico, sobre el papel de Inglaterra en el mundo. No olvidemos que el Reino Unido es una idea puesta en marcha para asegurar y preservar los intereses estratégicos y militares de Inglaterra.¿Qué sectores de la economía irlandesa se verían afectados por el Brexit?El sector manufacturero sobre todo: las mercancías que no pueden ser transportadas fácilmente por avión para evitar el Reino Unido. Y también la producción de carne y de lana. La agricultura sufriría mucho si tenemos normas distintas en el norte y en el sur. El sector energético lo notará también.¿Piensa que el Brexit puede en última instancia dar impulso a la unificación de Irlanda?El principal obstáculo a la unificación es la hostilidad por una parte muy importante de la población en Irlanda del Norte. Las actividades en el pasado del IRA y el papel que juega ahora Sinn Féin refuerza esa falta de voluntad. Tampoco creo que la población en la República de Irlanda esté dispuesta a aceptar el peso de forzar a un millón de personas a integrarse contra su voluntad en una Irlanda unida. El coste no sería solo económico, sino en términos de sociales y de sectarismo. Por supuesto que habría mucho menos problemas si ese millón de personas cambiara de opinión, pero hay pocas señales de que eso sea posible.
Compartir: