El CIC prevé un recorte de 46 Mt en las reservas de cereales para final de la campaña 2018/19
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: agronegocios.es, Digital - 27/03/2018
El Consejo Internacional de Cereales (CIC) prevé en su último informe de marzo un ligero recorte del 0,24% y de 5 Mt en la cosecha de la próxima campaña de comercialización 2018/19, que se iniciará el 1 de julio, hasta sumar 2.087 millones.
No obstante, el mayor descenso se dará en las reservas de grano de final de campaña que, según estas estimaciones iniciales, podrían recortarse un 7,6% y en 46 millones de toneladas, gracias a una previsión de incremento del consumo de 25 Mt (+1,2%), hasta 2.134 millones.
De cualquier forma, la previsión mundial de grano, que volverá a superar los 2.000 Mt, será un 1,2% superior aún a la media de los últimos años, mientras que el consumo también superará un 5,41% a esa media y las existencias de final de campaña podrían superar un 1,89% a la misma.
El comercio mundial de grano podría elevarse un 1,66% y en 6 Mt, hasta un total de 368 Mt, un 8,75%, aunque aquí se ignora todavía qué efectos podría tener la "guerra" comercial desatada por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, contra China.
Por tipo de grano, el CIC estima menores rendimientos y una mejor superficie de cereal en esta primera estimación de cosecha para la campaña 2018/19. Se prevé que la superficie mundial de trigo descienda a su nivel más bajo en seis años, con descensos en el Lejano Oriente, Europa (países CEI) y en el Norte de África, principalmente. En el Hemisferio Norte, a pesar de la preocupación por la sequía en las llanuras norteamericanas, el invierno ha sido favorable para el cultivo.
La producción, según esto, podría reducirse un 2,24% y en 17 millones, hasta sumar 741 Mt. El comercio de este cereal podría ser un 2,87% y en 5 millones superior, hasta lograr un récord de 179 Mt, tracias a la mayor demanda de Asia y África, mientras que el consumo mundial se elevaría un ligero 0,27% y en 2 millones, hasta 744 Mt, superando, por tanto, la oferta de la próxima campaña.
Lo más destacado, según el análisis que realizan los SS.TT. de Cooperativas Agro-alimentarias (www.agro-alimentarias.coop) es que por vez primera en los últimos seis años descenderá el stock final de campaña, con una previsión de 253 Mt, un 1,17% y 3 millones menos, aunque aún será muy superior en un 13,15% a la media de reservas (223,6 Mt) del último quinquenio.
En maíz, el CIC prevé una superficie y una mejora de los rendimientos, con lo que calcula en esta primera estimación para 2018/19 una cosecha mundial un 0,67% y en 7 Mt superior a la de la actual campaña, hasta sumar 1.052 millones.
Además, se prevé que, de nuevo, la demanda mundial de este grano logre un nuevo récord, aunque el crecimiento relativo perderá algo de velocidad respecto a campañas anteriores. El CIC prevé 1.094 Mt, con un alza del 1,86% y de 20 millones más.
El comercio de maíz crecerá también ligeramente, en un millón de toneladas (+0,7%), hasta 150 millones, mientras que la reducción de las existencias será bastante considerable, debido al mayor consumo, con 265 Mt al final de 2018/19, casi un 14% y 43 millones menos. El ratio entre consumo y stocks finales bajará un 4,5%, hasta ser del 24,22%. Es decir, las existencias representarían un 22,4% de la cifra total de consumo mundial.
Por último, en cebada, aunque en el balance mundial de grano su peso es muy moderado, el CIC prevé en 2018/19 unos 148 Mt, un 2,07% y 3 millones más que en la campaña anterior, con un ligero incremento del consumo del 0,68%, gracias al aumento de la oferta y de la demanda para su transformación en piensos y otros productos, que iguala a la cifra de cosecha.
El comercio no experimentaría cambios, manteniéndose en 29 Mt, con fuerte demanda esperada en China, Irán y Turquía, mientras que podría bajar en Arabia Saudí. Las reservas de final de campaña bajarían casi un 3,6% y en un millón de toneladas para quedarse en unos 27 millones, según el CIC.
Por lo demás, el CIC prevé un aumento del 4% de la cosecha mundial de sorgo, hasta 61,8 Mt; así como una bajada del 2,1% en la de avena, hasta 23,5 Mt, manteniéndose sin cambios la de centeno, con 13 millones.
Compartir: