El comisario europeo de Presupuesto avanza un recorte de entre el 5 y el 10% en la PAC y los fondos de cohesión
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: agroinformacion.com, Digital - 05/02/2018
En todo lo relacionado con la PAC, un día se da un paso adelante y, al siguioente, otro para atrás. Y este domingo 4 ha tocado uno, y muy grande, para atrás. El comisario europeo de Presupuesto, el alemán Günther Oettinger, ha garantizdoa que la Política Agraria Común (PAC) no se va a desmontar, pero avanza que los fondos de cohesión y los agrícolas sufrirán un recorte, de entre el 5 y el 10%, a partir de 2021, con el nuevo marco financiero de la Unión Europea.
En una entrevista con el dominical alemán "Welt am Sonntag", Oettinger se dirige a sus compatriotas agricultores para advertirles de que tendrán a ajustarse al recorte financiero.
Se baraja la posibilidad de que los pagos directos por hectárea sean decrecientes; cada año se recibirá menos apoyo por hectárea
Según sus cifras, la Comisión Europea planea reducir los fondos de cohesión y los fondos para la agricultura en el próximo presupuesto plurianual, con un recorte de entre un 5 y un 10%.
Entre las propuestas para efectuar esos recortes se plantea, por ejemplo, la posibilidad de que los pagos directos por hectárea sean decrecientes, es decir, que en el futuro, los agricultores, a partir de una cierta superficie, recibirían menos apoyo financiero por hectárea, según apunta. Una propuesta nueva, ya que hasta ahora se barajaban otras opciones sobre las ayudas.
Está previsto que la Comisión Europea (CE) presente su primera propuesta para el presupuesto plurianual entre 2021 y 2017 el próximo mes de mayo. Y no se descarta que en esta iniciativa se plantee que cada Estado pueda compensar este reorte con fondos propios, impulsando así la renacionalización de los pagos de la PAC, pese a que se rechazar esta posibilidad hace unos días.
La Comisión ya ha advertido de que la salida del Reino Unido de la Unión Europea obligará a hacer recortes en casi todas las partidas del presupuesto comunitario, así como a aumentar las contribuciones de los Estados miembros a partir de 2020.
Compartir: