El crecimiento turístico obliga a aumentar el 'blindaje' antisequía
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: elmundo.es, Digital - 03/07/2017
La población flotante sube hasta 21 los municipios que deben elaborar un plan de emergencia
Baleares sale de la sequía y sus recursos hídricos se sitúan en el 75%
Hasta nueve municipios de Baleares van a tener que elaborar su propio plan contra la sequía antes de 2019 debido al aumento poblacional derivado de sus plazas turísticas. Hasta el momento, sólo Palma y Mahón, de un total de 21 municipios, han hecho los deberes impuestos por la legislación estatal y autonómica.
Tanto el Plan Hidrológico Nacional como el Plan Hidrológico de Baleares establecen la obligatoriedad de realizar planes de emergencia para casos de sequía a todos aquellos municipios que superen los 20.000 habitantes, sean fijos o estacionales.
El archipiélago cuenta con una docena de municipios cuya población residente ya supera esa cifra (Palma, Calvià, Inca, Llucmajor, Manacor, Marratxí, Ciutadella, Mahón, Ibiza, Sant Antoni, Sant Josep y Santa Eulàlia), mientras que otros nueve pasan a integrar el listado gracias al crecimiento de sus plazas turísticas en los últimos años (Alcúdia, Capdepera, Felanitx, Muro, Pollença, Sant Llorenç des Cardassar, Santa Margalida, Santanyí y Son Servera).
Especialmente llamativo es el aumento poblacional experimentado en temporada alta en municipios como Muro o Sant Llorenç des Cardassar, con un volumen de visitantes que provoca que la cifra total de habitantes cuadruplique la de residentes fijos. Y todo ello contando únicamente con las plazas turísticas oficiales, es decir, aquellas de las que la Comunidad tiene constancia (no se hacen estimaciones que integren la oferta sumergida).
Por otra parte, los tres consorcios mallorquines, la Mancomunitat de la Serra de Tramuntana (50.811 habitantes), Mancomunitat des Raiguer (195.202 habitantes) y Mancomunitat d'es Pla de Mallorca (30.085) también están obligados a elaborar su plan de emergencia. De esta manera, el número de planes locales contra la sequía asciende a 24, de los que sólo cabe descontar los dos reseñados anteriormente de la lista de pendientes. No obstante, algunos otros municipios ya se han puesto manos a la obra y no deberían tardar en aprobar sus documentos. Inca, Calvià y Manacor, concretamente, tienen mucho trabajo avanzado.
En cualquier caso, la Dirección General de Recursos Hídricos (RRHH) valora positivamente los avances que se van observando en los municipios isleños en este sentido, y el hecho de que a día de hoy no se prevean situaciones excepcionales e inmediatas de necesidad otorga un margen de acción amplio.
Con todo, el volumen de visitas turísticas alcanzado lleva al límite los recursos cada verano, tanto en el caso de las reservas naturales como en el de infraestructuras. Averías como la del año pasado en la depuradora de Muro por sobrecarga son un clásico de cada temporada. De cara a contener esos picos de consumo, desde RRHH se intenta llevar a cabo una labor de concienciación con el sector turístico. Así lo asegura la directora general del área, Joana Maria Garau, quien subraya la necesidad de trabajar codo con codo con la DirecciónGeneral de Turismo para «intentar minimizar los problemas acostumbrados en temporada alta y el impacto que tienen».
Según explica, el contenido de los planes municipales debe ser un reflejo de las medidas generales expuestas en las normativas de orden supramunicipal, de cara a garantizar la disponibilidad de agua para asegurar la salud y el bienestar de la población y minimizar los efectos negativos sobre el abastecimiento urbano.
Así, cada municipio será responsable de sus indicadores de abastecimiento (acuíferos, pozos) y deberá informar al Govern de los cambios observados en los mismos. Asimismo, el ayuntamiento es responsable de controlar las extracciones e identificar los grandes consumidores de agua (agrícolas, industriales, turísticos y residenciales), estableciendo tarifas que graven los consumos abusivos. También impulsará las campañas de concienciación ciudadana y asesoramiento al usuario.
Compartir: