El 'ébola del olivo' avanza: frenarlo exige arrasar Mallorca y quizás Alicante
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: elconfidencial.com, Digital - 16/08/2017
16.08.2017 - 05:00 H. - Actualizado: 2 H.Ya no son especulaciones sobre cuánto daño puede hacer en España la 'Xylella fastidiosa', una bacteria conocida como 'ébola del olivo' por sus efectos devastadores sobre los árboles leñosos. Es la propia Comisión Europea quien lo confirma: estamos perdiendo la batalla a pasos de gigante. En Baleares, primer punto de entrada de la plaga a nuestro país, la 'Xylella' está oficialmente fuera de control. Son tantos los focos en Mallorca (156 confirmados y subiendo) que habría que arrasar literalmente la isla para cumplir el protocolo de erradicación. Y en Alicante, punto de entrada de la bacteria a la Península, tras el primer foco ha llegado un segundo, y la organización Asaja asegura haber visualizado al menos 30 focos potenciales. Igual que en Mallorca, si los focos se van confirmando uno a uno, no queda otra que arrasar parte de la Marina Baixa para cumplir con la normativa europea. Y como era de esperar en cuanto han visto el desastre sobre sus cabezas, agricultores y ayuntamientos se han levantado en armas contra el mandato comunitario.
Andalucía tiembla por la llegada del 'ébola del olivo': "Esto ya no lo paramos"David Brunat La 'xylella fastidiosa', que ha arrasado más de un millón de olivos en Italia y ataca también a cultivos clave en España como cítricos, almendros y viñas, llega finalmente a la PenínsulaAndalucía tiembla por la llegada del 'ébola del olivo'David Brunat La 'xylella fastidiosa', que ha arrasado más de un millón de olivos en Italia y ataca también a cultivos clave en España como cítricos, almendros y viñas, llega finalmente a la Península
Hace unos días, el equipo técnico de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (AESA), que auditó en el mes de junio la situación en Baleares, publicó las primeras conclusiones. Y no son nada tranquilizadoras. La auditoría destaca dos evidencias. La primera, que "la cantidad de plantas portadoras se está incrementando", alcanzando ya viñedos además de almendros, olivos, acebuches y otra docena de especies. Y confirma el peor presagio: "Incluso con la total aplicación de las provisiones, la erradicación será muy difícil de conseguir. Por eso, los estados miembros de la UE y la Comisión ya están debatiendo un plan de contención en las Islas Baleares". La segunda conclusión es que, tal como algunos expertos apuntaban, el Gobierno balear actuó "con una intensidad y una cobertura territorial limitada", es decir, no fue lo suficientemente diligente al contener la epidemia en sus primeros estadios.
Árboles infectados, arrancados por agricultores en Mallorca para evitar la propagación. (EFE)
El protocolo de la UE obliga a erradicar toda la vida vegetal en un radio de 100 metros a la redonda de una planta infectada por 'Xylella'. Y dada la enorme cantidad de focos y su expansión desbocada por toda la isla, habría que arrasar literalmente Mallorca para ir cumpliendo, infección a infección, con la normativa. "Si cumplimos lo que nos pide Europa, sería empezar a talar desde una punta de la isla y terminar en la otra. Desconozco si erradicar toda la vida vegetal es la solución, pero estoy seguro de que, en Mallorca, eso es imposible de aplicar", valora Gonzalo Rodríguez, gerente de la cooperativa Camp Mallorquí, que agrupa a 1.100 productores agrícolas de Baleares, muchos de ellos con almendros en sus fincas.
"Si cumplimos lo que pide Europa, sería empezar a talar desde una punta de la isla y terminar en la otra", avisa la cooperativa Camp Mallorquí
El 'ébola' afecta a todos los árboles leñosos, un total de 300 especies distintas, desde olivos a almendros pasando por cítricos, viñedos, frutas de hueso y también plantas ornamentales como el romero o la lavanda y hasta la planta de café. En Baleares se han detectado tres de las cuatro familias genéticas de la 'Xylella'. La 'multiplex', variedad que ataca con especial virulencia a los almendros, ha arraigado en Mallorca y Menorca, la 'Xylella común' únicamente en Mallorca, y la muy temida 'pauca', que ha destruido los olivares del sur de Italia, se ha detectado en Ibiza.
En el sur de Italia se han tenido que cortar un millón de olivos y otro millón ha muerto.
Hay hasta 360 vectores o agentes transmisores de la enfermedad, la mayoría insectos tan comunes en las plantaciones como mosquitos o cigarrillas, y no se conoce cura hasta la fecha. En cuanto el árbol se infecta, la bacteria tapona sus vasos e impide la circulación de savia bruta, asfixiándolo lentamente. Sus primeros síntomas: hojas marchitas y decaimiento general. El resultado final: ramas secas y muerte del individuo.
"La lectura que saco del informe de la UE es que tenemos que adaptarnos ya a convivir con la 'Xylella'. Me sorprende comprobar que la situación es tan grave, pero ya sabíamos que es una bacteria que ataca y se extiende con mucha virulencia. Debemos ver qué cantidad de cultivo está abandonado o en condiciones propicias para que la bacteria se desarrolle (la 'Xylella' prolifera en terrenos descuidados) y atacar por ahí. Luego hay que apostar de cara al futuro por plantar las variedades de almendro y olivos que mejor resisten a la 'Xylella', igual que han hecho en Estados Unidos con éxito", urge Rodríguez.
Olivos muertos por acción de la 'Xylella' en Italia. (Antonio Sorrentino/LUZ)
Alicante se niega a talar árbolesHace un par de meses, todos los agricultores y administraciones afirmaban orgullosos que iban todos a una con el protocolo de erradicación. Insistían en que hay que aplicarlo sí o sí para evitar un desastre mayor, que España no cometería el error de Italia. Pero ahora que la plaga se va extendiendo, surgen las voces críticas de los afectados.
Ese es el gran problema, casi igual de grave que la propia bacteria: el conflicto de intereses y la politización de la plaga. En Italia, la actuación timorata de la Administración provocó la expansión incontrolada de la bacteria. El Gobierno regional de Puglia no quería contrariar a sus agricultores, que se negaban en redondo a talar todos los olivos que rodeaban un ejemplar infectado porque, decían, sería su ruina. Hasta grupos ecologistas se abrazaban a los árboles sanos. Unos por otros, la plaga se extendió brutalmente, causando la muerte de dos millones de olivos en cinco años en la región de Puglia y la declaración de zona catastrófica.
70 vecinos del valle de Guadalest se opusieron a la tala de almendros en la zona infectada. (D. Revenga)
En España el contexto es distinto, pero también está surgiendo una fuerte oposición a la directiva europea. El Gobierno de Baleares ha pedido a Bruselas que no aplique el protocolo de erradicación en la comunidad, bajo el argumento de que destruir y quemar toda la vida vegetal, en este estadio avanzado de la epidemia, convertiría las islas en un erial. Por ahora, habría que talar y quemar 1.000 hectáreas, 500 de las cuales en Mallorca. La batalla en las islas tiene una lógica territorial, pero no así en Alicante, donde agricultores e incluso alcaldes se han levantado en armas contra la Unión Europea.
En España está surgiendo una fuerte oposición a talar árboles, como ocurrió en Italia. Baleares pide a la UE no aplicar el protocolo y en Alicante 70 vecinos y cinco alcaldes pararon las máquinas
Ocurrió a finales de la semana pasada. Unos 70 vecinos y hasta cinco alcaldes del valle de Guadalest se hicieron fuertes en la finca que ha registrado el segundo foco de 'Xylella fastidiosa', muy cercano al terreno donde se confirmó el primer caso en la Península a principios de julio. Agricultores, representantes de Jóvenes Agricultores de Asaja y vecinos acudieron a la finca con el solo objetivo de detener las máquinas de Tragsa, que se disponían a talar y destruir todos los árboles en 100 metros a la redonda del almendro infectado por orden de la Consejería de Agricultura de la Comunidad Valenciana. Tras ejercer presión, los opositores, entre los que había también ecologistas, lograron que las máquinas abandonaran el lugar.
"Seguir con el plan de arranque en todos los positivos supondría deforestar por completo el interior de la Marina Baixa", protesta Asaja
"Seguir con el plan de arranque en todos los positivos supondría deforestar por completo el interior de la Marina Baixa", afirma Jóvenes Agricultores de Asaja, en referencia a los más de 30 focos similares que, aseguran, pueden verse con facilidad en la comarca. Pero la organización agraria no usa ese dato para crear alarma, sino al contrario: para demostrar que desde el año 2012 hay almendros con las copas amarillentas y decaídos sin que eso haya supuesto una deblacle. Asaja asegura que Guadalest está siendo "la cabeza de turco" de una situación "que parece estar descontrolada y en la que nadie habla claro".
Los operarios solo pudieron talar 10 árboles antes de ser expulsados del lugar. (David Revenga)
"Erradicar es el único camino. Cuando en Alicante se arrancaban los árboles para hacer chalés nadie se plantaba delante para salvarlos, y ahora con la bacteria amenazan a los operarios. La gente no quiere que su finca se convierta en un desierto, yo lo entiendo, pero es mejor uno o dos círculos desiertos que convertir todo Alicante en un cementerio", critica Ramón Mampel, secretario general de la organización agraria Unió de Llauradors i Ramaders (ULR).
"No me parece serio que una organización agraria (Asaja) y los alcaldes se opongan a la tala de almendros. Solo si atacamos ahora la plaga podremos tener un futuro mañana. Si no lo hacemos, nos pasará como en Italia. Es muy triste que se politice este problema", prosigue. Mampel insiste en que la Comunidad Valenciana se ha comprometido a indemnizar a los agricultores afectados, y que su organización, junto a investigadores y expertos europeos, lleva meses advirtiendo de la necesidad de quemar todos los focos que se detecten. Árboles sanos incluidos.
"La gente no quiere que su finca se convierta en un desierto, pero es mejor uno o dos círculos desiertos que convertir todo Alicante en un cementerio", se queja Unió de Llauradors
No lo ve así el alcalde de Guadalest, Enrique Ponsoda, que estudia demandar a la Consejería de Agricultura de la Comunidad Valenciana por allanar la finca afectada sin, presuntamente, notificarlo al propietario. Las máquinas comenzaron los trabajos de tala y destrucción una hora antes de lo que preveían los vecinos, que cuando llegaron a la finca se encontraron ya 10 almendros derribados. Tras mucha tensión, que obligó a desplazar al lugar a ocho miembros de la Guardia Civil, los operarios abandonaron la finca. No hay nueva fecha para la tala de esos 100 metros de almendral, aunque los ayuntamientos de Guadalest, Benifato, Benimantell, Confrides y Polop volverán a atrincherarse en la finca para impedir la aplicación del protocolo de la UE, que llega justo en plena campaña de recogida de la almendra.
Muestras de almendra afectada por la 'Xylella fastidiosa'. (EFE)
La negativa de agricultores y alcaldes en Alicante recuerda preocupantemente al proceder de Italia en 2013. La propia Comisión Europea, en un reciente informe, critica duramente que "las autoridades italianas fracasaron al rastrear la expansión y no siguieron los planes de contención acordados con la Comisión Europea. Los esfuerzos para detener la infección han sido repetidamente obstaculizados en los últimos cuatro años". Bruselas también advierte de la gran capacidad de la 'Xylella' para mutar, factor que la convierte en incluso más letal. La buena noticia es que en Puglia se han identificado dos variedades de olivo relativamente resistentes a la bacteria, aunque llegar a obtener árboles inmunes llevará, según la UE, al menos una década.
Compartir: