El Ejecutivo reginal aumenta en nueve millones el fondo de incentivos agroalimentarios
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: hoy.es, Digital - 17/10/2017
La línea de incentivos agroindustriales podrá beneficiar a más proyectos. El Gobierno regional ampliará en los próximos días el presupuesto que tenía inicialmente reservado (22 millones) para llegar hasta los 31 millones. De esta forma habrá más dinero para los solicitantes de esta medida, que en los últimos años es muy demandada desde el sector agrario extremeño. El Consejo de Gobierno aprobará en estos días la modificación presupuestaria que permitirá que incentivos agroindustriales tenga más fondos a repartir.
A finales de este mes es previsible que la Administración resuelva las solicitudes de ayudas presentadas. Y a lo largo de noviembre se empezarán a notificar las subvenciones a los interesados, según ha expuesto a este diario la directora general de la Política Agraria Comunitaria (PAC), Yolanda García Seco.
La Junta cerró el pasado 17 de abril el plazo para la presentación de proyectos que reclaman financiación con cargo a fondos de incentivos agroalimentarios. El recuento oficial indica que se registraron 236 expedientes. La inversión total que recogen esos proyectos es de 146,3 millones. Una cifra más que notable, aunque menor que en la anterior convocatoria. Entonces se llegaron a presentar 326 proyectos y el montante total de la inversión se situó en 189,5 millones.
A finales de mes se resolverán los expedientes y se notificarán las ayudas La Administración extremeña puede financiar entre el 20 y el 30% de la inversión
El año pasado, el presupuesto de la Junta para ese tipo de incentivos fue de 30 millones (posteriormente se ampliaron a 35, aunque no se usaron la totalidad de los fondos). Para esta ocasión se estipularon 22,5 millones de salida, también ampliables en función de las necesidades que se concreten una vez se resuelvan los expedientes.
Máximos y mínimos«Es lo que vamos a hacer. Vamos a hacer un esfuerzo presupuestario mayor para beneficiar a más proyectos aunque se hayan presentado menos y con menor inversión final prevista. Se trata de una línea de apoyo muy interesante para el sector y por este motivo hemos decidido dotar su presupuesto con nueve millones más», relata García Seco.
La directora general de la PAC recuerda que en otros tiempos la Administración autonómica tardaba casi dos años en sacar una convocatoria de incentivos agroindustriales, pero ahora se ha decidido enlazarlas por la alta demanda que sigue existiendo.
El objetivo de esta línea de incentivos agroalimentarios es, según aparece reflejado en su anuncio de enero en el DOE, «apoyar las inversiones destinadas a la transformación, comercialización y/o desarrollo de productos agrícolas con vistas a la mejora de la competitividad».
Las bases de la convocatoria recogen que la inversión mínima de los proyectos presentados debe ser de 25.000 euros y la inversión máxima, 20 millones. Y que deben dirigirse hacia la creación de nuevos centros productivos, la ampliación de las agroindustrias existentes o la modernización de centros productivos. Por modernización se consideran los proyectos que incorporen mejoras sustanciales para sus productos, procesos o servicios, organización o modelo de negocio, incluyendo el traslado de centros productivos existentes.
De los 236 proyectos presentados ante la ventanilla de la Consejería de Medio Ambiente y Rural hay 38 que superan el millón de euros de inversión prevista. El año pasado fueron 35.
El proyecto más costoso es uno que incluye una inversión anunciada de 14 millones. En el polo opuesto, el más modesto recoge un presupuesto de 27.000 euros. La Junta de Extremadura puede financiar entre el 21 y el 30% de la inversión prevista presentada y reconocida con derecho a subvención.
Dinero bien invertido«Se trata de un dinero muy bien invertido por el sector. La Administración lo tiene claro y también nosotros. La línea de incentivos agroindustriales nos viene muy bien a todos porque sirve, en el caso concreto de las cooperativas, para ampliar y modernizar nuestros centros de trabajo. Y eso es beneficio para todo el mundo», sentencia Emilio de Torres, director de Cooperativas Agro-alimentarias de Extremadura, la entidad en la que se agrupan la inmensa mayoría del movimiento cooperativo extremeño.
De Torres añade que la petición de financiación de los últimos tiempos por parte de cooperativas y empresas está empujando a la Junta a reservar un presupuesto cada vez más relevante para esta medida. «Está incluida dentro del PDR (Programa de Desarrollo Rural) y es ampliable. Y es algo que está haciendo muy bien la Administración», concluye.
Las ayudas de incentivos agroindustriales están cofinanciadas por los fondos Feader, la Junta y el Ministerio de Agricultura. El beneficiario podrá obtener para el proyecto de inversión subvencionado otras ayudas públicas a condición de que no estén financiadas con fondos procedentes de la Unión Europea.
Compartir: