El Govern levanta todas las restricciones por el foco de gripe aviar
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: lavanguardia.es, Digital - 23/05/2017
El departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación ha levantado en el total del territorio catalán todas las restricciones establecidas como medidas de bioseguridad a raíz del foco de gripe aviar que brotó en febrero pasado en Sant Gregori (Gironès), y que afectaban a más de cien municipios.
Según ha anunciado este lunes el Govern en un comunicado, a partir de ahora volverá a ser posible criar aves de corral al aire libre, la cría de patos y ocas con las demás aves de corral, la celebración de ferias y mercados con presencia de aves y la utilización de pájaros como reclamos para cazar, entre otros.
Las prohibiciones estaban activadas en todos los municipios afectados por el foco de la enfermedad desde finales de febrero, además de algunas poblaciones consideradas de alto riesgo, donde las medidas preventivas estaban establecidas desde diciembre de 2016.
Según informa el departamento, las restricciones se han levantado después de que el Ministerio de Agricultura comunicara al Govern que el riesgo de transmisión del virus de la gripe aviar se podía considerar como "bajo" en todo el territorio español.
Recomendaciones de seguridad
Sin embargo, el departamento ha insistido en que "es importante mantener, tanto como sea posible, todas las medidas que eviten el contacto entre las aves de corral y las salvajes". Las medidas preventivas -entre las cuales había la inmovilización de animales así como la prohibición de entrar nuevo ganado en las granjas- ya se levantaron a finales de marzo pasado, cuando el Govern anunció a los propietarios de la decena de explotaciones que detectaron el foco del virus que recibirían 300.000 euros de indemnización en conjunto.
Los municipios afectados se situaban en las comarcas del Selva, Gironès, Pla de l'Estany, Garrotxa, Ripollès, Alt Empordà y Baix Empordà (Girona), Montsià y Baix Ebre (Tarragona) y el Garraf, Baix Llobregat, Barcelona, Vallès Oriental y Vallès Occidental (Barcelona).
La crisis vinculada al brote de gripe aviar se destapó en febrero con la aparición de una cigüeña muerta y afectada por el virus en los Aiguamolls de lEmpordà (Alt Empordà). El segundo brote se declaró en una granja de Sant Gregori y afectó a hasta diez explotaciones que tuvieron que sacrificar a un total de 27.000 patos.
Compartir: