El granizo remata un año negro para el campo aragonés: más de 100 millones perdidos
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok5,005,001

En: abc.es, Digital - 06/06/2017
Primero fueron las heladas, luego la sequía y, ahora, las trombas de agua y granizo que descargaron sobre amplias zonas de Aragón el pasado fin de semana y que han rematado un año negro para el campo aragonés. A falta de las peritaciones oficiales, los sindicatos agrarios ya han empezado a echar cuentas. La organización UPA calcula que, en total, la climatología adversa se ha llevado por delante este año 120 millones de euros.
Según este sindicato agrario, la provincia de Teruel es la que peor parada ha salido, con unas pérdidas acumuladas de 65 millones de euros, concentradas en las cosechas de cereal y, especialmente, en la comarca del Jiloca.
Por su parte, en la provincia de Zaragoza las pérdidas se calcula que rondarán los 40 millones de euros, y otros 15 milllones en la provincia de Huesca.
Agroseguro ha recibido una avalancha de partes de daños desde diversos puntos de Aragón. En total, decenas de miles de hectáreas.
En la provincia de Teruel, la situación más grave se da en la zona de Monreal del Campo, Caminreal, Torrijo, Bañón y Camañas. Allí, la sequía ya había diezmado la cosecha de cereal. Ahora, lo que quedaba se lo ha llevado por delante el granizo. El pedrisco ha destrozado la totalidad de la cosecha que quedaba en Torrijo. En el resto de esas localidades las pérdidas superan el 70%.
En esta zona no solo se ha ido al traste la cosecha, sino también las infraestructuras rurales. Caminos y redes de riego han resultado gravemente dañadas. Ante la gravedad del panorama, la Diputación de Teruel ha decidido poner en marcha un plan especial y urgente de inversiones para reparar esas infraestructuras.
En la comarca de Calatayud (Zaragoza), las trombas de agua y granizo del pasado fin de semana también han dañado producciones, en este caso la cereza que había empezado a recolectarse. La cosecha de cereza temprana ha resultado perjudicada en los campos del valle del Ribota, fundamentalmente en Aniñón. Algunos productores han perdido la mitad de la cosecha que tenían en los árboles dispuesta a ser recolectada estos días. Los daños también han alcanzado campos de cultivo de otros municipios del mismo valle, caso de Torralba de Ribota, Cervera de la Cañada y Villarroya de la Sierra. Otros puntos de la comarca afectados son los de Acered, Olvés y Alarba.
Las afecciones por las fuertes tormentas de agua y granizo también se han extendido a campos de cultivo de las comarcas zaragozanas de Valdejalón y de Campo de Borja. No solo ha resultado perjudicada la cosecha de cereal y de cereza, sino también el viñedo.
TemasTormentasCalatayudZaragoza (Provincia)Monreal del CampoCalamochaTeruel (Provincia)AragónCultivos Agrarios
Compartir: