El hielo arrasa las viñas del noroeste
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: elmundo.es, Digital - 02/05/2017
Galicia, Castilla y León, La Rioja... El cuadrante noroeste de España ha quedado gravemente afectado por las heladas de finales de la semana pasada, principalmente las de la madrugada del viernes, que en algunas zonas han arrasada de toda la brotación, que este año había sido precoz, de las viñas, y con apenas la esperanza de que se consiga fruto de una segunda brotación.
En Galicia, la consejera de Medio Rural, Ángeles Vázquez, avanzaba el sábado que se habilitará un "plan específico" por los daños ocasionados por las heladas en los viñedos de las cuatro de las cinco denominaciones de origen gallegas, en caso de que los daños sean cuantiosos, sin entrar en detalle en el tipo de ayudas, aunque ha advertido de que ve complicado las ayudas económicas debido a la falta de seguros en muchos viñedos.
Así lo ha indicado durante el acto de inauguración de la Feira do Viño do Ribeiro, en Ribadavia. El presidente del consejo regulador de la DO Ribeiro, aprovechando la inauguración de la feria, ha cifrado los daños en un "30 por ciento" en el Ribeiro, según la estimación inicial, y que el sindicato Unións Agrarias ha elevado a cerca del 75 por ciento en esta comarca.
Respecto a las zonas "más afectadas" en toda Galicia, Vázquez ha indicado que los principales estragos se centran en Monterrei, donde se perdió casi el 100 por cien de la producción, seguida "por igual", por la Ribeira Sacra, Ribeiro y Valdeorras.
En la Ribera del Duero, bodegueros y viticultores siguen con preocupación los efectos de heladas, con hasta -5 grados, en unas plantas que están empezando a brotar. Las consecuencias de la helada se han dejado notar prácticamente de forma generalizada en todo el cultivo ribereño. En un momento en el que la planta ya ha brotado, todo apunta a que esa primera brotación se perderá y habrá que estar pendiente de una segunda.
Viticultores ribereños siguen buscando fórmulas para evitar o, cuando menos, minimizar los efectos de las bajas temperaturas. Especialmente novedosa ha sido la apuesta de dos bodegas burgalesas enclavadas en las localidades de Sotillo de la Ribera y La Aguilera. Apenas tuvieron conocimiento del riesgo de heladas, contrataron los servicios de un helicóptero que, llegado desde Panticosa (Huesca) realizó desde primera hora de la mañana del viernes, antes de que saliera el sol, vuelos sobre sus viñedos.
Por su parte, el Consejo Regulador de la DO Bierzo solicitará en los próximos días al Ministerio de Agricultura y a diferentes administraciones la declaración de zona catastrófica de todo el viñedo del Bierzo tras la fuerte helada de la madrugada del viernes, que afectó a todo el campo berciano.
Las primeras estimaciones realizadas por el equipo técnico del Consejo Regulador indican una pérdida de cosecha de entre un 70% y un 80% de la producción, según las zonas. Las parcelas menos afectadas por las heladas han sido las laderas más altas que se encuentran orientadas al sur, mientras que el resto permanece en un estado de "catástrofe total".
Los daños causados no sólo afectarán a la cosecha de este año, que verá su producción notablemente mermada, sino que además se extenderán a la campaña de 2018 puesto que los viñedos más afectados han perdido la posibilidad de realizar una poda adecuada.
Compartir: