El humo de la paja del arroz cubre el cielo de València
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: levante-emv.com, Digital - 05/10/2017
Segundo día de quemas y los efectos ya se dejan notar en la ciudad de València y en las poblaciones del Parque Natural, pese a la reducción este año de un 50% de las zonas autorizadas. La Conselleria de Agricultura y Medio Ambiente publicó ayer el decreto en el que estipula el horario de las quemas, pero no el calendario específico de cada zona. Los efectivos de la Policía Autonómica extremará este año, eso sí, los controles de las quemas.
Conselleria ha acordado permitir con carácter excepcional la quema de la paja del arroz en la zona baja de los arrozales del entorno del parque natural de la Albufera de Valencia, que afecta a una superficie de unas 6.000 hectáreas, y se llevará a cabo de forma controlada.
La medida forma parte de una propuesta conjunta y global cuyo objetivo es organizar la gestión de la paja del arroz para «reducir progresivamente su quema, así como disminuir las molestias que pueda generar, reforzando, además, el control de quemas y fomentando alternativas a su uso».
La quema se hará según lo acordado por la Conselleria y los agricultores, organizaciones agrarias, cooperativas y ayuntamientos relacionados con el cultivo del arroz de l'Albufera en las últimas reuniones (28 y 29 de septiembre), de manera que únicamente se podrá adoptar esta medida por motivos de anoxia, y afecciones fitosanitarias y debido a las dificultades extraordinarias de la retirada de este subproducto del arroz en las zonas bajas.
En las zonas altas, menos afectadas por problemas fitosanitarios y donde es más fácil la utilización de otros métodos de gestión de la paja, las organizaciones agrarias deberán acreditar si hay evidencia de problemas fitosanitarios, que posteriormente valorarán los técnicos de la Conselleria para dar el visto bueno a la quema sólo si fuera estrictamente necesario.
Las explotaciones incluidas en la zona autorizada no necesitarán una solicitud específica de quema, salvo aquellos que estén a menos de 500 metros de terreno forestal, que deberán contar con la autorización expresa de los agentes medioambientales.
Desde el pasado 3 de octubre hasta el 30 de noviembre, la Dirección General de Prevención de Incendios Forestales evaluará diariamente las condiciones atmosféricas y meteorológicas en el entorno del lago de l'Albufera. El horario de las quemas comprende desde el ocho hasta las dos horas antes del ocaso solar.
En función de estas evaluaciones, no se podrán realizar quemas en estos casos: cuando se den condiciones de inversión térmica; cuando la componente del viento esté comprendida entre el Sureste y el Suroeste (135º a 225º), y cuando la velocidad del viento sea superior a 30 Km/h, cualquiera que sea su componente.
Compartir: