El mildiu provoca pérdidas de hasta el 80% en Jerez
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: elpais.com, Digital - 19/06/2016
Un viejo enemigo de la vid, el hongo mildiu, ha atacado en el Marco de Jerez. La plaga está provocando que esta zona vitivinícola vaya a sufrir unas pérdidas este año que pueden llegar, según los casos, hasta el 80%. La media del quebranto se sitúa en el 50%, aunque todavía puede subir. Las causas se encuentran en las excepcionales condiciones meteorológicas que se dieron en la zona en mayo y abril. Lluvia, niebla, calor y ausencia de viento seco han fortalecido al hongo.
No habrá vendimia en las tierras de José Sumariva el próximo septiembre. Es uno de los viticultores más afectados por la plaga del hongo mildiu que amenaza la cosecha de las vides del Marco de Jerez. El 90% de sus parras ya están afectadas por una plaga de una inusitada virulencia. Ha sido un desastre, apunta Sumariva. En total, el marco se enfrenta a pérdidas de hasta el 80%, debido a las extraordinarias condiciones meteorológicas que ha encontrado el hongo para su propagación en una zona que no recuerda una plaga similar desde los años cincuenta.
MÁS INFORMACIÓN
El dueño filipino de Torre Espacio compra tres marcas de jerez y brandy
Los Jándalos, escenario con el sello de Jerez
Vendimia con luz artificial en Jerez
La revolución del Jerez
El quebranto para la próxima vendimia en los campos de la provincia de Cádiz se acercará al 50% de media. Aún puede aumentar. Lo que ya se sabe, como reconoce César Saldaña, director general del Consejo Regulador del Vino de Jerez, es que ha afectado a los campos más cercanos a la costa y la desembocadura del río Guadalquivir. Esto supone que sean las cosechas de Chipiona, Sanlúcar, Trebujena y parte de Jerez las más afectadas; un tercio aproximado de la extensión de vides del marco. Las pérdidas oscilarán entre el 50% y 70% en Sanlúcar. En Trebujena, el daño previsto está entre el 30% y 60%, y en Chipiona serán del 50%. Incluso Jerez sufrirá pérdidas del 15% al 30%.
Según explica el perito agrónomo y presidente de la Cooperativa Agrícola Virgen de Palomares de Trebujena, José Manuel Sánchez, ha sido una "suma excepcional de factores la que ha provocado la propagación bestial del hongo". A las inesperadas precipitaciones de finales de abril y primeros de mayo se sumaron días de niebla, calor y ausencia de viento seco de levante. "Esa humedad concentrada en el suelo de las zonas del bajo Guadalquivir ha provocado la propagación de las esporas", explica Sánchez.
El mildiu es una de las plagas habituales de las vides, de ahí que se suela prevenir en cada cosecha. Este año no ha sido una excepción; sin embargo, las lluvias han llegado tarde, cuando la efectividad de los tratamientos es menor. "Se han salvado los que trataron días antes de las lluvias", explica Sumariva. En las 19 aranzadas (unas 8.500 hectáreas) que tiene su familia en el pago Hornillos de Sanlúcar, el hongo se ha cebado con casi todas las vides, pero continúa actuando. Sus efectos no han parado de desarrollarse y las segundas y terceras cernías (cuaje de la flor) son las más afectadas por esta enfermedad de difícil tratamiento. "También tengo que continuar el tratamiento para evitar que la enfermedad se quede en la leña [la parra] para el año que viene", explica.
En los próximos meses habrá que determinar la cuantía de las pérdidas, aunque se presuponen "ruinosas", avanza Sánchez. La plaga es la puntilla para los viticultores que ya soportan uno de los precios más bajos de España en la venta a las bodegas. "Seguro que afectará a la contratación de jornaleros. Si habitualmente trabajan unos 14 días, este año en siete días será suficiente", reconoce Sánchez.
Archivado en:
Compartir: