El Ministerio asegura que la renta agraria fue de récord en 2016 y desata las iras del sector
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: heraldo.es, Digital - 12/12/2017
Como suele ser habitual en estas fechas, el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente ha publicado el avance de las cifras económicas del sector agrario en 2016. Un estudio en el que asegura que la renta agraria en términos corrientes se anotó en aquel año un máximo histórico al alcanzar los 27.126,1 millones de euros, un 10,63% respecto al ejercicio anterior.
De récord habla también el documento ministerial cuando se refiere al valor de la renta por unidad de trabajo anual (UTA), ya que este creció un 6,7% hasta alcanzar 31.951 euros.
La rama agraria alcanzó los 48.091 millones de euros una cifra también de récord, un 1,3% respecto a 2015, gracias, señala el Ministerio, al destacado comportamiento de las producciones de aceite de oliva y a la positiva evolución del porcino.
La remuneración de la producción vegetal se incrementó respecto a 2015 en un 8,3%, un porcentaje impulsado principalmente por el aumento del valor del aceite (62,6%) como consecuencia de una «mejora muy importante de la cosecha (69,6%) y una relativa estabilidad de los precios (-4,1%)», señala el Ministerio. Hubo además otros cultivos que contribuyeron a estas positivas cifras, como los cereales (6,0), los cultivos industriales (4,1%), los forrajes (8,1%), las hortalizas (2,8%) y el vino (10,0%).
También creció el valor de la producción animal. Lo hizo más ligeramente, un 1,3%, hasta alcanzar los 16.951 millones de euros y lo consiguió por el aumento del volumen de producción (4%). El mejor comportamiento, destaca el informe, lo tuvo el ganado bovino (8,3%), que ganó en cantidad y precio, pero también el porcino (6,1%), que incrementó en un 7,2% la producción.
"Inoportuno e insólito"
Todos estos datos han despertado la ira de las organizaciones agrarias. Sus representantes critican la inoportunidad de la publicación y el engañoso mensaje que se está enviado a la sociedad con unas cifras "aparentemente positivas", lanzadas en un momento en el que agricultores y ganaderos acumulan pérdidas de "miles de millones" por la brutal sequía y el desplome de los precios, sobre todo en fruta.
"Sorprende que el Ministerio saque a estas alturas los datos del pasado año", señaló ayer José Manuel Penella, secretario general de UAGA. Penella recordó que lo que el sector está esperando "los trágicos datos en renta agraria de este 2017 que va a sufrir un fuerte batacazo" y destacó que lo único que puede interpretar es que estas cifras "sean una explicación política para frenar el impacto de este año".
El representante de Asaja Aragón, Fernando Luna, insistió en que "hieren la sensibilidad del agricultor", que no solo sufre las pérdidas de este 2017 sino que tiene que prepararse para un desastre similar en 2018, porque no hay nascencia en el cereal sembrado y no quedan reservas para el riego del maíz. "Los estudios habría que hacerlos por zonas, por cultivos y me atrevería a decir incluso que por cada individuo", señaló.
Muy crítico se mostró también el secretario general de UPA en Aragón, José Manuel Roche, que aseguró que el "campo está perplejo" con esta "insólita cifra". "Que hablen de un incremento de la renta agraria de más del 10%, estando cómo están las explotaciones, nos parece una tomadura de pelo", destacó Roche, que exigió una reflexión profunda sobre el sistema de recopilación estadística de la renta agraria para que el dato "se corresponda con la realidad" y, sobre todo, "llegue cuando tiene que llegar, y no un año tarde".
Compartir: