El olivar, en plena floración, implora agua para calmar su sed
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: lavanguardia.es, Digital - 23/05/2017
El olivar se encuentra actualmente en plena floración en un momento crucial en el que implora que las ansiadas lluvias hagan acto de presencia para calmar su sed, para reducir su estrés hídrico y para contribuir en los próximos días y semanas al buen desarrollo del cuajado del fruto.
Las fuentes consultadas por Efe coinciden en señalar que este momento del ciclo anual del olivo es determinante para la próxima cosecha de aceituna, que comenzarán en la variedad temprana en el mes de octubre para generalizarse posteriormente a mediados de noviembre.
Las organizaciones agrarias y el sector oleícola se muestran de acuerdo en que la floración ha sido en líneas generales "buena" y comparten que ha sido "heterogénea y desigual" en distintas zonas y comarcas, incluso en olivos de una misma parcela, situación común en el olivar de campiña y de sierra e igualmente se aprecia esta circunstancia en el olivar de regadío y de secano.
(Foto: Núria Torres/ACN)
Todos insisten en reconocer las consecuencias negativas que se derivan del déficit hídrico que padece el olivar desde hace varias campañas por la ausencia de lluvias, e incluso hablan ya abiertamente de sequía, lo que repercutirá negativamente en la cosecha de aceituna de la campaña 2017/2018 si persiste la falta de agua.
"A lo máximo que aspiramos en la próxima cosecha es a obtener una similar a la actual, ya que no llueve y los índices de polinización no han sido especialmente altos", asevera tajante el secretario provincial de la COAG en Jaén, Juan Luis Ávila.
La actual cosecha de esta campaña 2016/2017 ha sido media y se ha situado por debajo de los 1,3 millones de toneladas de aceite de oliva en España, poco más de un millón en Andalucía y en Jaén, la principal zona productora del mundo, ha rebasado el medio millón, mientras que la producción mundial no ha llegado a los 2,7 millones en el conjunto de los 57 países que producen aceite de oliva.
(Foto: Inma Sainz de Baranda)
Ávila subraya que ha llovido "muy poco y tenemos acumulado en Jaén un déficit hídrico en esta campaña muy superior a los cien litros por metro cuadrado, situación que ya se arrastra desde hace varias campañas", por lo que asegura que la cosecha estará condicionada a que haya una buena otoñada de precipitaciones.
El gerente de Cooperativas Agro-alimentarias de Jaén, Antonio Guzmán, precisa que su organización está a la espera de hacer un sondeo para aforar cómo ha ido la floración, aunque adelanta que "hay de todo, pero en las zonas de sierra aún no ha abierto la flor", y con todo no oculta su "preocupación" por la "situación de sequía que padece el olivar, que es manifiesta y clara".
El responsable de la UPA en Jaén, Cristóbal Cano, no tiene duda que la climatología marcará el desarrollo de la campaña, de la que resalta la "buena floración", aunque considera que es "muy pronto" para vaticinar la producción que habrá, aunque recuerda que las lluvias siempre motivan que mejoren las perspectivas de cosecha.
Preocupación
Los productores temen que la falta de agua perjudique los resultados de la campaña, pero admiten que todavía es protno para hacer cálculos
El jefe de los servicios técnicos de ASAJA en Jaén y presidente del grupo cooperativo Jaencoop, Cristóbal Gallego, entiende que la floración "en general está siendo buena, aunque se ha resentido en el olivar de secano" y muestra su temor de que el olivar de regadío también se pueda ver afectado en el futuro si no llegan las lluvias, pues el regadío es "un riego de apoyo y complementario que no puede suplir a las lluvias".
En cualquier caso, ha comenzado ya la cuenta atrás de una nueva cosecha y del ciclo anual del olivo, cuya floración empieza a finales de abril y a primeros de mayo para continuar con la polinización, el cuajado del fruto, el endurecimiento del hueso, el crecimiento del fruto, el envero para llegar a la maduración y a su recogida definitiva, siempre con el permiso de la meteorología. JEC
(Foto : M. AGUILO)
Compartir: