El pimiento queda campeón de invierno
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: lavozdealmeria.es, Digital - 16/03/2018
El pimiento ha vuelto a reverdecer laureles y se ha colocado como campeón de invierno entre las hortalizas que se producen bajo el plástico almeriense. Perpetúa así su predominio en las últimas tres campañas en las que saca ventaja en valor a otros cultivos como el tomate, el pepino o el calabacín (la pasada campaña el pimiento almeriense generó 584 millones de euros en valor de comercialización, según el último informe de campaña de Cajamar), lo que representa cerca del 35% del valor total de todo el volumen cosechado.
En las pizarras de ayer, el pimiento verde cotizaba por encima de 1,3 euros en el primer corte y el corto a 0,9. Ahora, en el Poniente almeriense se está en fase de arrancar las plantaciones de pimientos cortos, aunque algunos agricultores las mantienen como cultivo único. Los tipos largos e Italianos continúan su ritmo de producción.
La judía sigue siendo la verdura con más precio, cerca de los 2,5 euros en primer corte, debido al coste de la mano de obra en su recolección, pero su superficie sigue en franco retroceso y sus volúmenes anuales representan un bajo porcentaje, sobre todo por la competencia que llega de Marruecos.
En los invernaderos con tomate de primavera se están entutorando las plantas y comenzará pronto la recolección. En las plantaciones de ciclo largo, se destalla y se eliminan hojas basales. Estas labores son esenciales para disminuir la humedad del interior de los invernaderos y reducir así la incidencia de botritis. Todas las plantaciones de berenjena se encuentran en recolección. Los rendimientos han disminuido considerablemente como consecuencia del mal tiempo. Los cultivos de pepino de primavera de los tipos cortos, franceses y largos, empiezan a recolectarse. Los de invierno, están plena recolección. Debido a que se aplica mayoritariamente la lucha biológica y la doble cubierta, las matas se mantienen muy sanas, lo que prolonga la vida productiva de las plantaciones.
Muchos invernaderos con calabacín están en plena recolección. Se realiza el cuajado de frutos por medio de abejorros, reguladores de crecimiento y productos hormonales. Después de arrancar algunas plantaciones tempranas, se repite con el mismo cultivo.
En las plantaciones más tempranas de melón se están aplicando microelementos para mejorar la floración y el cuajado, e instalando colmenas de abejas para la polinización.
Continúan realizándose también las plantaciones más tardías de sandías. Los invernaderos con el cultivo más avanzado están introduciendo ya las colmenas para polinizar.
El 80% de la superficie productiva de los semilleros está ocupada por plantas de sandía y melón. Se observa un destacable descenso del melón Galia. En el restante 20% de la superficie se crían tomates de varios tipos y otras hortalizas.
Compartir: