El presidente de Asaja en Castellón: La administración no agradece nuestra labor medioambiental
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: elmundo.es, Digital - 21/02/2018
José Vicente Guinot, nuevo presidente de Fepac-Asaja EL MUNDO0 comentariosComentarTras la marcha de Néstor Pascual, Fepac-Asaja estrena un nuevo líder
Su etapa no será fácil a tenor de la escasez de ayudas por parte de las administraciones a la labor de agricultores y ganaderos
José Vicente Guinot (1970) es ingeniero técnico agrícola y perito judicial. Presidente de la Asociación Local de Agricultores, ha sido tesorero de la Federación provincial de agricultores y ganaderos de Castellón (Fepac-Asaja) hasta el pasado 19 de enero. Fecha en la que asumió el cargo de presidente de la federación.
¿Por qué decidió asumir la presidencia de Fepac-Asaja Castellón? ¿Qué circunstancias le llevaron a ello?En primer lugar, debo advertir que no ha sido una decisión meramente personal, estaría faltando a la verdad si no advirtiese que se ha forjado de entre una serie de personas de la entidad que estamos trabajando por la federación desde hace un tiempo. La decisión por parte de nuestro hasta la fecha presidente, Néstor Pascual, de dejar la entidad, no es algo nuevo, su papel al frente de la entidad es innegable y su labor marca mucho el devenir del su equipo, entre los que me encuentro yo mismo. Néstor lo ha sido todo en Fepac y su marcha nos deja al resto de su equipo un listón muy alto.
Yo he formado parte de su equipo, mi papel de tesorero de la entidad, el haber desarrollado los asuntos económicos de la casa los últimos años, conjuntamente con los demás miembros de la junta directiva, han pesado lo suficiente para que entre todos decidiésemos que el relevo natural de Néstor Pascual recayese en alguien de la junta que está al tanto y al día de todo el devenir de la entidad, todos pensaron en mí.
Me habla de retos, ¿a qué nuevos retos se fija como presidente de la entidad? La federación se encuentra en un proceso delicado de ajustar sus objetivos de futuro con sus posibilidades presupuestarias, acometiendo una mejora de servicios, expansión de la organización y mejora de relación representativa con el propio sector agrario. No debemos olvidar que Fepac debe ser la voz del sector empresarial al que representa, pero ante todo, velar por los intereses de sus afiliados en todos aquellos asuntos que competen a la naturaleza propia de una organización profesional agraria. Por ello la idea es hacer más directa si cabe, la representación de los profesionales que están trabajando activamente desde cada una de nuestras sectoriales o incluso en su labor diaria desde cada una de las asociaciones miembro que constituyen Fepac.
Para ello somos conscientes que debemos adaptar nuestros estatutos sociales y representativas al objeto de poder adecuar a la entidad que ya cuenta con más de 42 años de vida y aunque todos los afiliados de la entidad hemos sido agricultores y ganaderos, lo cierto es que las circunstancias y las problemáticas han evolucionado con los años y estamos obligados a adaptarnos con ellos también.
¿Viven la agricultura y la ganadería un mal momento?Parece que el sector se encuentra inmerso en un discurso anclado en el fatalismo, en el derrotismo... Los agricultores y ganaderos no hacen más que llorar... opinan algunos con manifiesta despreocupación, pero lo cierto es que las circunstancias invitan a ello. No olvidemos que muchas de nuestras localidades viven directa o indirectamente de la agricultura y el deterioro de la estructura productiva (el abandono), se traduce en un deterioro de la mano de obra que vive del sector. Además, otro dato interesante, no hay más que mirar en los presupuestos municipales y de más administraciones y analizar el lugar que ocupa el departamento agrario local y cuánto dinero se destina a la agricultura... Esta circunstancia no acontece solamente en nuestros municipios, sino que se eleva a instituciones autonómicas y regionales...
¿Entonces, se debe reclamar mayor peso del sector a las administraciones publicas? La administración debe estar al lado del administrado y no exigirle más que lo que la propia normativa le exige a nuestros profesionales. Alguien parece olvidar esto. Nuestro sector vela por la preservación del medio ambiente, la salud de nuestros alimentos, el paisaje, la calidad del aire que respiramos, la cultura y hasta nuestra forma de ser... Sin embargo, pese al esfuerzo que ello supone, nadie parece agradecer abiertamente al sector lo que hace por los demás. Fíjese, si es esto es así que nuestra industria mantiene una tasa por contaminación, por aquello de quien contamina paga. ¿No sería igualmente razonable plantear que quien depura cobra? ¿Quién agradece públicamente y monetariamente esta labor?
Todos queremos comer bien, mejor calidad y a buen precio, pero olvidamos que hay alguien que produce alimentos con estos exigentes criterios: tanto de salud de los alimentos como su papel en el medio ambiente.
Esta circunstancia no hace más que encarecer el producto y si el mercado no reconoce este esfuerzo, es nuestro profesional el que acaba asumiendo es coste. Existe un malestar en el sector por la presencia de productos procedentes de países terceros que no están obligados a ello y claro resultan mucho más económicos, sin derechos de los trabajadores, utilizando productos agresivos para su medio ambiente, donde la calidad se confunde con la cantidad... Es injusto. Y eso lo debemos cambiar.
Es cierto que estas cuestiones de salud de los alimentos y la preservación del medio ambiente parecen tomar un protagonismo creciente... en este sentido: ¿Estamos ante una nueva forma de entender el sector a causa del auge del ecologismo?
No podemos obviar que las diversas crisis alimentarias acaecidas en el seno de la Unión Europea (crisis de las dioxinas, las vacas locas, el E.coli...) están creando una nueva conciencia entre la ciudadanía europea, entre los consumidores preocupados por lo que comen, y sus implicaciones en la salud pública y el medio ambiente. Pero esto todavía no se ha traducido en mejores precios para aquellos productos ecológicos con respecto a los convencionales, que los planteamientos en el desarrollo sostenible y viable de la producción ecológica, que nuestras estructuras productivas, tanto ganaderas como agrícolas, estén preparadas para ello, entre otras... Debemos diferenciar claramente entre lo que aspiramos y podemos hacer, entre lo posible y lo idílico, entre lo realizable y lo inviable empresarialmente hablando. Necesitamos planificar de un modo razonable un espacio posible para que aquellos agricultores que han optado por la agricultura ecológica puedan acometer sus empresas respaldados por el mercado y coexistir con otras formas de agricultura convencionales que tienen su demanda consolidada en el mercado.
¿Qué opina de la entrada de los cítricos sudafricanos en la UE? Desde Fepac-Asaja no estamos en contra de que los cítricos sudafricanos puesto que estos son complementarios a nuestra comercialización. Lo que nos preocupa es observar que en varias aduanas europeas se han detectado importaciones de cítricos procedentes de ese país con presencia de Black spot y otras plagas y patologías potencialmente peligrosas para los cítricos y cultivos europeos.
No debemos olvidar que se mantiene un protocolo con las autoridades europeas para salvaguardar nuestros cultivos de patologías y plagas que están presentes allí; y que tendrían nefastas consecuencias para nuestros agricultores si por contagio llegasen a infectar nuestros cultivos.
Si esto es así, ¿cómo es posible que se detectasen más de 34 envíos infectados en aduanas europeas sin que la Dirección general de salud alimentaria europea decidiese detener cautelarmente las importaciones para averiguar qué estaba sucediendo y plantear las modificaciones oportunas para evitar posibles contagios; y de este modo poder restablecer las importaciones una vez salvaguardadas todas las irregularidades? Creo que no debemos desviar los asuntos, y tanto Fepac-Asaja como la propia Plataforma por la Dignidad del Agricultor estamos argumentando en esta línea.
Compartir: