El sector ganadero urge a la Junta a abonar las ayudas para paliar la sequía
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: abc.es, Digital - 20/11/2017
La Asociación Ganaderos del Reino ha instado a la Junta de Extremadura a que abone con "urgencia" las ayudas para paliar los efectos de la sequía pues los costes productivos son "muy elevados" debido a la ausencia de agua y de hierba y pastos.
El presidente de dicha asociación, Enrique de Muslera, ha asegurado a Efe que establecer las ayudas para la búsqueda de agua o para sondear pozos en un decreto de mejora de explotaciones "no soluciona el problema", ya que éste conlleva unos cauces administrativos que llevan un tiempo y "la problemática se debe afrontar ya".
"La situación requiere una solución inmediata. Estas ayudas se dieron hace años con otra sequía y fueron más directas y con menos papeleo", ha apostillado.
Ha insistido en que a día de hoy las ayudas "no han llegado" salvo en circunstancias específicas, fórmula que el sector agrario espera se extienda con urgencia.
Las escasas lluvias de las pasadas semanas no han servido para paliar las dificultades que atraviesa el campo extremeño y el número de días a los que se debe dar al ganado alimentación complementaria se ha incrementado de manera importante en relación a un año normal, a lo que se debe sumar los costes para dar de beber a los animales.
Ha explicado que tanto la hierba como las siembras empiezan a nacer con falta de agua, y "lo poco que hoy crece, se secará si no cambia la situación". Lo mismo ocurre en relación al agua necesaria para dar de beber al ganado, con escasez en las charcas.
De Muslera ha advertido de que desde la sequía de mediados de los años 90 "no se daba otra similar en la comunidad autónoma".
En este sentido, ha lamentado las pérdidas que sufren los ganaderos por la sequía, que les obliga a hacer esfuerzos económicos importantes para mantener la alimentación de su ganado, además de no poder afrontar estrategias de incremento de las cabañas.
Compartir: