El temor a la sequía dispara un 8% el capital asegurado en el campo en toda España
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: agroinformacion.com, Digital - 12/01/2018
El temor a la sequía y las consecuencias que ya ha tenido este año ha disparado el capital asegurado dentro del Seguro Agrario en el año 2017, que ha superado la cifra de 13.600 millones de euros, lo que supone un 8% más que el alcanzado en el año anterior, que a su vez ya fue record histórico de capital asegurado. El subsecretario de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Jaime Haddad, ha mantenido este jueves 11 una reunión con las Organizaciones Profesionales Agrarias y Cooperativas Agroalimentarias, en la que se ha abordado la situación de sequía actual, el impacto de las últimas lluvias, los resultados de las medidas adoptadas hasta este momento para hacer frente a la sequía, así como las líneas de trabajo previstas para 2018. En materia de Seguro Agrario, el subsecretario ha destacado los buenos datos que ha tenido la contratación en el último trimestre del año 2017.
En el conjunto de todas las líneas de seguro contempladas en el Plan de Seguros Agrarios para el año 2017, se observa un aumento, respecto al Plan anterior, de la superficie asegurada en un 40%, de la producción asegurada en un 22% y del número de pólizas en un 9%.
El volumen de indemnizaciones totales recibidas a través del seguro agrario en el año 2017 ha superado los 711 M
Estas cifras, ha señalado Jaime Haddad, denotan la confianza depositada por los agricultores en el seguro agrario como herramienta de gestión del riesgo, que permite garantizar la viabilidad económica de sus explotaciones ante riesgos que no pueden ser controlables, como los eventos climatológicos adversos.
El volumen de indemnizaciones totales recibidas a través del seguro agrario en el año 2017 ha superado los 711 M para el conjunto de riesgos y líneas de seguros, de los cuales 229M fueron para paliar los daños provocados en los cultivos herbáceos extensivos, fundamentalmente por las pérdidas ocasionadas por la sequía, y 74M para paliar los daños provocados principalmente por las heladas en uva de vinificación.
El Ministerio, ha manifestado el subsecretario, continuará trabajando por la mejora del Sistema de Seguros Agrarios como uno de los principales ejes de la política agraria nacional, en colaboración con todos los agentes que lo componen, para seguir poniendo a disposición del sector un instrumento que ha demostrado ser muy eficaz para el mantenimiento de sus rentas, y que se adapta a las necesidades de los productores
Fiscalidad: Se ha propuesto una reducción de los índices o módulos del régimen de estimación objetiva del IRPF
En cuanto a la fiscalidad, el Ministerio cada año hace seguimiento de todos los daños ocurridos y de su importancia, para tenerlo en cuenta a efectos fiscales, proponiendo al Ministerio de Hacienda y Función Pública una reducción de los índices o módulos del régimen de estimación objetiva del IRPF de aquellas producciones afectadas por las distintas adversidades climáticas acontecidas durante el año, con el fin de ajustar la capacidad contributiva de los agricultores en las regiones afectadas a las circunstancias reales del año agrícola.
En la Orden de módulos de 2017 se estima una reducción de la base imponible de 338 M (basada en los daños de 2016).
Respecto a la orden de módulos de 2018 referente a los daños de 2017, el subsecretario ha indicado que ya se está trabajando en la elaboración del informe correspondiente, con el objetivo de poder adelantar un mes la publicación de la orden, dando así respuesta a las necesidades del sector en un año en el que la sequía ha sido tan importante.
También ha recordado que el Gobierno aprobó, a través del Real Decreto-ley 10/2017, de 9 de junio, por el que se adoptan medidas urgentes para paliar los efectos producidos por la sequía en determinadas cuencas hidrográficas, una moratoria de un año sin interés en el pago de las cotizaciones a la Seguridad Social correspondientes a los meses de julio de 2017 a febrero de 2018, para los afectados por la sequía, tanto hidrológica como meteorológica, en todo el ámbito nacional con el objetivo de aliviar las dificultades de tesorería.
Compartir: