El USDA eleva aún más el récord mundial de producción de trigo
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: agronegocios.es, Digital - 12/04/2018
Trigo. El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) dio a conocer su último informe (Wasde), en el que eleva un poco más, en casi un millón de toneladas más sobre un mes antes, la producción mundial de este cereal, hasta casi los 760 millones de toneladas.
La oferta de este cereal, con el añadido de unos stocks iniciales de 254,6 Mt en niveles máximos, se eleva a 1.014,35 millones de toneladas.
Frente a esta disponibilidad récord, la demanda esperada es de 743,13 Mt, con un ligero aumento de casi un 0,6% y de 4,3 millones respecto a la de la campaña anterior en este mismo periodo. A la fabricación de pienso podría ir 145,7 Mt, casi un 1% y de 1,5 millones menos que en la campaña anterior; mientras que para otros usos (consumo humano, industrial, energético) se prevén 597,42 Mt, un 0,97% y 5,76 millones más.
Las exportaciones mundiales de este cereal se estiman en 182 Mt, con una caída del 0,7% y de 1,27 millones en relación a la campaña anterior, con Rusia lanzada en este cometido, según apunta en su análisis Antonio Catón, responsable de los SSTT de Cooperativas Agro-alimentarias de España (www.agro-alimentarias.coop), con una previsión de 38,5 Mt exportadas de este cereal.
Los stocks finales, a 30 de junio de 2018, volverán a marcar un récord, con 271,22 Mt, tras subir en 2,33 millones en el último mes y ser un 6,53% y 16,22 millones superiores a los de 2016. Por tanto, el ratio entre stocks y demanda sube hasta el 36,50% (es el porcentaje que las existencias cubren la demanda mundial esperada de este grano), con unas existencias que equivaldrían a 133 días de consumo, otro récord.
Maíz grano
Muchas más volatilidad registra el informe USDA (https://www.usda.gov)sobre el maíz grano, ya que se produce un descenso de la elevada producción de este grano en abril respecto al mes anterior, sumando 1.036 Mt, cerca de 6 millones menos que en marzo, y nada menos que un 3,7% y 39,42 millones de toneladas por debajo de la cosecha de 2016.
La oferta de mercado de este cereal, por tanto, se resiente, ya que si a la menor cosecha esperada, se le suman unos stocks iniciales de 230,9 Mt (aún así un 7,8% y casi 17 Mt más elevados que los de la campaña anterior), se queda en prácticamente 1.267 Mt, un volumen considerable, pero un 1,7% y 22,45 millones por debajo de la oferta récord de la campaña precedente 2016/17.
La demanda de este grano se estima en 1.069,2 Mt, con un descenso de 5,24 Mt sobre un mes antes, aunque un 1% y 10,66 millones más elevadas que en la anterior campaña, alcanzando un récord y siendo también superior a la producción esperada. A la fabricación de pienso iría unas 650 Mt (+2,8% y casi 18 millones más), y a otros consumos (humano, industrial, energético), otros 419,2 Mt (-1,7% y 7,32 millones menos que un año antes).
Las exportaciones de maíz serían igualmente más bajas que en el año anterior, que fueron récord, hasta 152,6 Mt, un 4,5% y 7,21 millones menos, dejando unos stocks finales de 197,8 Mt a 30 a 30 de junio próximo, que suponen un 14,3% y 33,12 millones menos que al final de la campaña 2016/17.
La relación entre stocks y demanda baja al 18,50% y entra en terreno peligroso o en la "zona de preocupación", a niveles de la campaña 2013/14, como señala Catón, con un consumo mundial que, gracias a unos precios de mercado asequilbles, podría marcar un nuevo récord al final de la campaña. Los stocks finales previstos darían para "comer" durante 68 días, según estas estimaciones.
Baja el consumo en Estados Unidos, lo que eleva sus existencias de final de campaña hasta los 55,44 Mt, mientras que China no experimenta cambios, según Cooperativas. En cambio, Argentina, con 33 Mt (-3 millones sobre marzo) y Brasil, con 92 Mt (-2,5 millones) ven caer sus previsiones de cosecha.
Soja, a la baja
Por último, la soja ve recortar su producción en 6 millones en abril, hasta 334,81 Mt, lo que supone un descenso del 4,5% y de casi 16 Mt menos respecto a la campaña anterior. Argentina, con una previsión de oferta de 40 Mt, pierde 7 millones sobre la estimación de marzo, mientras que Brasil, por el contrario, gana 2 millones, hasta un total de 115 Mt., según el análisis de Antonio Catón, respecto a la campaña precedente.
La demanda de esta oleaginosa baja también ligeramente, hasta 342 Mt, pero sigue siendo superior a la cosecha y solo unos stocks de 96,72 Mt de inicio, que son un 23,2% y 18,2 millones de toneladas superiores a la campaña precedente, ayudan en esta situación.
Producción mundial de cereales
El informe USDA de abril prevé una producción mundial de cereales de casi 2.075 millones de toneladas, un 1,9% y 40,85 millones menos que en la campaña anterior y un consumo o demanda de casi 2.097 Mt, un 0,3% y 5,3 millones más. Esto va a suponer, como señala Cooperativas, que el mundo, tras cuatro campañas anteriores, vuelve a tener que tirar de las existencias (en niveles récord) para atender su consumo.
Los stocks de inicio de campaña 2017/18 alcanzan 518,24 Mt, un 4,9% y 24 millones más que en la campaña anterior, un récord, pero la oferta total baja un 0,6% y en cerca de 17 millones de toneladas por el descenso de las cosechas, hasta 2.593 Mt (el récord de 2016 fue de casi 2.610 Mt).
En cuanto a la demanda, la previsión de casi 2.097 Mt se divide en casi 960 Mt para la fabricación de pienso (+1,4% y 13,6 Mt más) y en 1.137,1 Mt de otros usos (consumo humano, industrial y energético), un 0,7% y 8,3 Mt menos que en la campaña anterior). Las exportaciones previstas de grano bajan también un 2,4% y en algo más de 9 Mt para quedar en 372,5 millones.
Los stocks finales de cereales esperados a nivel mundial bajan de los 500 Mt (496,1 millones en el informe USDA de abril), lo que supone un 4,3% y 22,14 millones menos que los estimados para la campaña anterior (518,24 Mt).
El ratio entre stocks/demanda es del 23,66%, casi un punto menos que en 2016/17 y los días de consumo de estos stocks, en función de la demanda prevista, es de 86, cuatro días menos que en la campaña anterior.
Compartir: