En verano tome sandía, melón, tomate, pepino, sardina, buey de mar y corzo
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: elmundo.es, Digital - 05/07/2017
Organice su nevera para no desperdiciar alimentos
¿Cuál es el mejor momento para comer fruta?
Luisa Valerio@mluisavalerio
05/07/2017 03:09Consumir alimentos de temporada proporciona beneficios a varios niveles: son más nutritivos, más sabrosos y más económicos. Además, su ingesta fomenta una agricultura sostenible y la protección del medio ambiente.
"En los productos de temporada se puede encontrar una calidad nutricional mayor, al consumirse en el punto adecuado de maduración y al transcurrir menos tiempo desde su recolección hasta su ingesta", aseguran desde el Colegio Profesional de Dietistas-Nutricionistas de Andalucía (Codinan). "Sus cualidades organolépticas, por supuesto, también son mejores (color, olor, sabor, textura)", añaden.
Asimismo, abaratan la cesta de la compra puesto que "la producción suele ser local. Esto implica una reducción de gastos de almacenamiento, conservación, transporte, etc. que se refleja en el precio del producto que adquieren los consumidores", afirma la Fundación Dieta Mediterránea.
Más agua, más ligerosEn la actualidad, "los avances tecnológicos en el sector agrícola y alimentario, la recolección temprana o tardía y la importación han favorecido que sea factible consumir numerosos productos durante todo el año", explica María Gómez del Campo, profesora de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica, Alimentaria y de Biosistemas de la Universidad Politécnica de Madrid. Sin embargo, la naturaleza es sabia y ofrece los alimentos en el momento adecuado.
Por ejemplo "las frutas en verano, además de muy coloridas y llamativas, son refrescantes y ricas en agua para aliviar la sed", explica Ana Montero, profesora de Nutrición y Dietética en la Universidad CEU San Pablo de Madrid. En este sentido, resultan muy apropiadas durante la estación estival ya que uno de los principales peligros en estos meses es la deshidratación y la mejor forma de combatirla, además de beber agua, es tomando fruta fresca y vegetales. Además, "el organismo agradece las comidas ligeras y refrescantes en épocas de calor. No es cuestión de comer menos, pero sí de una variación peculiar en la dieta ya que el número de calorías que se precisan es menor y la hidratación mayor", exponen desde Codinan.
Frutas como el melocotón, el albaricoque, la nectarina, la paraguaya, la ciruela, la breva, la frambuesa, la cereza, la pera (algunas variedades exclusivas como las peras de San Juan), la sandía y el melón son indiscutibles protagonistas de los meses de verano. Mientras que entre las verduras y las hortalizas se encuentran en su máximo apogeo el tomate, el pepino, la cebolla, el calabacín, la calabaza, el pimiento, la berenjena, la judía verde, la patata, la lechuga y el ajo.
Grandes beneficiosEstos vegetales que se cosechan durante estos meses se caracterizan "por ser frescos, es decir, tienen un mayor contenido en agua que los propios de otras épocas del año. Además, proporcionan numerosos beneficios. Aunque las frutas y verduras en general destacan por su alta cantidad de vitaminas y minerales, las variedades de verano concentran un elevado contenido en sustancias antioxidantes (carotenos -perfectos aliados para el sol- o vitamina A, vitamina E, antocianinas, vitamina C y licopenos, entre otros), son ricas en potasio y presentan un elevado contenido en fibra", exponen desde el Colegio andaluz.
Si bien, "la mayor ventaja de las frutas y verduras veraniegas es que permiten su consumo en crudo para beneficiarse de todas las vitaminas y minerales que contiene", manifiestan desde Codinan. Ahora es el momento perfecto por ejemplo del gazpacho. "Al ser una elaboración fría, de vegetales en crudo y con tipos de frutos locales de temporada nos beneficiamos más de su contenido nutricional", continúan. Salmorejo, sopas y cremas frías, ensaladas de verduras o de frutas, zumos, helados y batidos de frutas... Las opciones a nivel culinario son múltiples. Eso sí, "pueden aprovecharse todas las opciones que nos dan los alimentos de temporada pero para garantizar una dieta sana y equilibrada tiene que ir complementada con otros alimentos necesarios por los nutrientes que aportan. Por ejemplo las legumbres, más típicas del invierno, pueden servirse en ensalada en vez de en puchero", advierte Ana Montero.
Pescado y carneLa carne y el pescado son también alimentos básicos para completar la pauta alimentaria por su alto contenido en proteínas de alto valor biológico y en hierro. En esta ocasión, la temporada de pesca trae a la mesa la esperada sardina, el bonito, el atún, el boquerón, el jurel, el cabracho, la merluza... Si hablamos de marisco es la mejor ocasión para disfrutar del buey de mar, la gamba roja, el langostino o el bogavante. Buen momento también para el calamar.
En cuanto a la carne, el pollo, la ternera, el cerdo, el conejo y la gallina son algunos ejemplos de calidad y buena disponibilidad durante esta época del año. Para los amantes de la carne de caza, la buena noticia es que la veda del corzo no terminará hasta mediados de verano.
Compartir: