Enrique Arcéiz se postula para presidir Arento
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: heraldo.es, Digital - 18/01/2018
El presidente de la cooperativa de Sádaba, Enrique Arcéiz, se postula como nuevo presidente de Arento, el grupo agroalimentario aragonés que nació en 2005, fundamentado en la antigua Unión Territorial de Cooperativas (Uteco) pero con una imagen más modernizada y un cambio de estrategia más orientada al mercado y que ahora aborda un amplio proceso de reestructuración para hacer frente a sus "tensiones financieras".
Un proceso que comenzará a dar los primeros pasos a partir de hoy jueves 18 de diciembre, fecha en la que se celebra la asamblea general extraordinaria en la que se decidirá uno de los primeros cambios de su nueva era: elegir al nuevo presidente que sustituirá a Pedro Naudín, su máximo responsable desde la creación del grupo. Un cargo que con toda probabilidad ocupará Enrique Arcéiz, agricultor y ganadero, presidente de la cooperativa de Sábada, miembro del consejo rector de Arento y de la dirección de UPA en Aragón. Su candidatura es la única que, de momento aún hay tiempo hasta hoy durante la asamblea para presentar otras opciones, llegará a la reunión, en la que están citados los representantes de las 88 cooperativas que integran el grupo agroalimentario aragonés.
Arcéiz, de 48 años de edad es un gran conocedor y defensor del cooperativismo, no solo por sus cargos en las entidades aragonesas, como las que ocupó en el Grupo Pastores, sino también por la labor desarrollada en Europa, a través del Copa-Cogeca, y el asesoramiento realizado a las cooperativas de América del Sur. Y aunque la decisión de presentarse al cargo ha sido "personal" quería contar para ello con el visto bueno de al menos el 50% de los votos de la cooperativa que preside. Un respaldo que superó con creces el pasado martes en una asamblea general celebrada en Sádaba en la que fue necesario calmar los ánimos y la alarma que había generado uno de los socios de la misma al hacer público que la entidad podría incluso abandonar el grupo cooperativo.
El apoyo que la cooperativa de Sádaba ha dado a la candidatura de Arcéiz -que ahora tendrá que refrendar la asamblea general y el consejo rector de Arento se completó además con la aprobación, por una amplia mayoría, de la disposición de la sociedad a acudir a la ampliación de capital que exige el proceso de reestructuración del grupo, cuya cantidad total está todavía por determinar pero que podría situarse entre los 2 y los 4 millones de euros.
Como la de Sádaba, las asambleas generales de otras grandes cooperativas que forman parte del grupo agroalimentario han dado el visto bueno a su contribución a la ampliación de capital. Destacan entre ellas, las cooperativas de Zuera, Castiliscar, Tauste, Ontinar, Tarazona, San Mateo, Ainzón, Sofuentes, Sierra de Luna, Valpalmas, Erla, Luna, Cosanse o Acor. Un apoyo expreso que ha llegado también desde otras cooperativas que no forman parte de Arento como AN, Almudévar, Sariñena, o el grupo Arcoiris y que han mostrado públicamente organizaciones agrarias como UPA, UAGA y el propio Gobierno de Aragón. Precisamente, y para dejar patente este respaldo, el director general de Fomento Agroalimentario de la consejería de Desarrollo Rural, Enrique Novales, será el encargado de clausurar la asamblea general extraordinaria del grupo.
"Fortalecida y renovada"
En esta línea se manifestó ayer UAGA, que mostró su confianza en que del acto de este jueves "salga una cooperativa fortalecida y renovada, con una buena gestión, con un buen equipo de profesionales en la gerencia y en su Consejo Rector".
La organización agraria volvió a mostrar su defensa del cooperativismo, como "modelo económico a defender y potenciar como alternativa económica y social para la agricultura y el medio rural, que debe ser capaz de conseguir un valor añadido a nuestras producciones mediante su transformación y comercialización". Y reiteró que para ello es fundamental "una buena gestión, así como la confianza de los socios, que tienen el derecho y la obligación de exigir resultados a los gestores, para que éstos se sientan respaldados".
Compartir: