Enrique Tomás: Soy el tío que más sabe de jamón
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: elmundo.es, Digital - 26/12/2017
Enrique Tomás. SERGIO GONZÁLEZ VALERO0 comentariosComentarBadalona, 1966. Empezó con 16 años en la charcutería que sus padres tenían en un mercado de Badalona y hoy maneja un pequeño imperio, con tiendas en Londres o México. Acaba de sacar un libro contando sus secretos.
¿El jamón es una bandera?La única que nos une absolutamente a todos.¿Qué haría el rey catalán del jamón sin Extremadura?Yo sólo soy un tendero. Es evidente que el mejor jamón se hace donde están las dehesas, que es en Extremadura, Andalucía, Castilla-La Mancha... Pero también en Cataluña, Galicia, Toledo, Segovia, Teruel se hace un excelente jamón. ¿Cuál es el mayor crimen que se comete con el jamón?He visto gente que se lo tomaba con limón o con mayonesa.¡Como un langostino!Puro desconocimiento. Un compañero me contó que un señor se le quejó porque no le cabía el jamón en el horno. ¿Es usted quien más sabe?Estoy convencido de que soy el tío que más sabe de jamón en el mundo pero, ojo, todo lo que yo sé me lo han enseñado las amas de casa. También los fabricantes, intentando engañarme. El jamón es el mejor alimento del mundo. Por eso hay colas siempre ante el cortador en las bodas.Yo pensaba que era porque tardaban.No, no, analízalo. El jamón es una emoción, una demostración de amor. El precio de la mantequilla está por las nubes por la demanda china. ¿Le cuesta ese mercado al jamón?No me preocupa, ellos están acostumbrados a otros sabores. Los chinos que compran jamón lo hacen para demostrar poder, no porque les guste.Fuera no entienden el jamón, ¿y dentro?Yo puedo enseñar a un francés o a un inglés a distinguir un buen jamón, el problema lo tengo con el español, todos creen que saben, como en el fútbol. ¿A qué cerdo le daría su sanmartín?A todos los que se ganan la vida en el negocio del ibérico engañando a la gente. El iberian ham que se vende a los turistas... somos unos golfos. Si tienes hambre, cómete unas patatas con huevo, joer, el jamón no tiene sentido si se hace mal. ¿Nos da alguna clave?Probar siempre el jamón antes de comprarlo. Y adquirirlo en las jamonerías.Es usted un visionario.Mira lo que estoy visualizando ahora. Vas a la nevera porque tienes hambre, no encuentras nada, te vas al sofá, al rato te levantas otra vez por si ha brotado algo, pero hay lo mismo de antes. Con tanto big data, ¿cómo es posible que nadie haya solucionado eso? No soy ingeniero, ¡eh!, pero en cinco años eso se va a solventar.Igual Amazon...No creo. La primera vez que lo visualicé fue viendo El quinto elemento, en el que sale un carro volador que entra por la ventana.Maravilloso.Parece ciencia ficción, pero estamos muy cerca, a medio telediario. ¿Qué millonada pagó por un jamón?160 dólares por un plato que en España no valdría ni ocho euros. Fue, por cierto, en casa de alguien muy conocido.De su libro, me fascina el epígrafe dedicado al bocadillo de jamón perfecto.Fruto de años de experiencia. Yo soy un eterno buscador de la perfección. Y de paso, se ha hecho millonario.Esto no va de dinero, te lo aseguro. El dinero es la consecuencia, pero se trata de hacer las cosas lo mejor posible. Mi objetivo en la vida es disfrutar del camino.¿Sigue volando en su avioneta?La vendí porque era biplaza y cuando nació el niño [su tercer hijo, de año y medio] no cabíamos. También tuve que vender el Porsche porque no me cabía el carrito. Estoy encantado, la vida me ha premiado con ese hijo para que yo supiera lo que de verdad es ser padre.
Compartir: