España recibirá 23,6 millones de euros de la UE para repartir frutas y leche en los colegios
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: heraldo.es, Digital - 16/03/2018
España recibirá un total de 23,6 millones del presupuesto del programa de la Unión Europea para el reparto de fruta, hortalizas y leche en centros escolares para el curso 2018-2019 y será el quinto país del bloque comunitario que más fondos obtenga, según los datos facilitados este jueves por la Comisión Europea.
En concreto, España recibirá 16,5 millones de euros dentro del programa de reparto de frutas y hortalizas y 7,1 millones de euros para la distribución de leche. El objetivo de este programa es promover ámbitos alimentarios saludables entre los menores e incluye estrategias educativas que remarcan la importancia de una buena nutrición.
La UE dedica cada año unos 150 millones de euros al reparto de frutas y hortalizas y unos 100 millones a la distribución de leche y otros productos lácteos. Las asignaciones nacionales para el próximo curso acaban de ser aprobadas y está previsto que sean adoptadas formalmente por la Comisión Europea a finales de este mes.
Así, España será el quinto país del bloque comunitario que más fondos reciba a través de este programa, sólo superado por Alemania (35,3 millones), Francia (35 millones), Italia (29,7 millones) y Polonia (25,3 millones).
Según el informe de seguimiento publicado por el Ejecutivo comunitario, el programa de frutas y hortalizas benefició a más de 12,2 millones de niños de 79.000 centros escolares durante el curso 2016-2017, mientras que unos 18 millones de niños participaron en el de distribución de leche.
Estas cifras suponen que más de 74.000 toneladas de fruta y hortalizas y más de 285.000 toneladas de productos lácteos fueron distribuidos principalmente a niños de edades comprendidas entre los 6 y los 10 años.
La elección de los productos que se distribuyen se basa en consideraciones relacionadas con la salud, el medio ambiente, la estacionalidad, la variedad o la disponibilidad y los Estados miembros pueden fomentar la compra de productos locales o regionales y ecológicos o teniendo en cuenta los beneficios medioambientales, las cadenas de suministro cortas y los regímenes de calidad agraria.
Durante el curso 2016-2017, las manzanas fueron las frutas más repartidas, junto con peras, ciruelas, melocotones, nectarinas, naranjas, fresas y plátanos. Las hortalizas más consumidas fueron las zanahorias, los tomates, los pepinos y los pimientos.
Compartir: