España 'tira' del gasto europeo en el 'súper'
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: elmundo.es, Digital - 21/08/2017
Es la única gran economía europea donde crecen las ventas en productos de gran consumo, con un incremento del 3% en lo que va de año
España es el país europeo con más supermercados e hipermercados por habitante. El ciudadano sale de casa y tiene tiendas de sobra donde elegir. Quizá por eso nuestro país es el único de las principales economías europeas donde está creciendo el gasto en gran consumo. Más que en Francia, Italia o Alemania, donde las ventas en el súper están estancadas o cayendo.
Vuelve la España boyante, la que afloja el bolsillo sin miedo, la que pasea el carro por el supermercado y ya no lo colma sólo de necesidad sino también de capricho. El sector del gran consumo (los productos de alimentación, bebidas y productos de droguería e higiene que compramos en supermercados e hipermercados) es uno de los que más se está luciendo en la era post crisis.
En lo que llevamos de año las ventas en gran consumo han alcanzado los 30.335 millones de euros, según datos a cierre de mayo facilitados por la consultora Nielsen. Esto supone un crecimiento del 3%. El año pasado a estas alturas eran de 29.439 millones de euros.
Desde Anged, la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (agrupa a más de 20 cadenas de supermercados, hipermercados y tiendas) también calculan que las ventas del sector podrían cerrar el año con un crecimiento de entre el 2,5 y el 3%, «consolidando así la recuperación observada desde 2015».
Más músculo En los dos últimos años el sector ha recuperado el terreno perdido en los precedentes. En 2016 la industria de alimentación y bebidas alcanzó los 96.400 millones de euros, superando los niveles de 2008, justo antes de que comenzara la debacle.
El sector creció un 1,8% y, además, aumentaron las exportaciones un 8%, alcanzando una cifra récord de 27.500 millones de euros. La contribución de esta industria a la economía es del 3% del Producto Interior Bruto (PIB).
España vuelve así a consolidar su sexta posición en el ranking exportador de la Unión Europea y el décimo a nivel mundial, según presumen desde la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB).
Crisis, pero menosUno de los sectores que resistió mejor durante los años de crisis es el de la distribución. Las cadenas de supermercados se resintieron menos que empresas de otros ámbitos porque, como explican en el sector, «aún en época de debacle, se come y se bebe».
Además, entre 2009 y 2015 los españoles se plegaron: como no había dinero, se salía menos y se consumía más en casa. La hostelería se resintió pero eso dio aire al sector del gran consumo.
A pesar de ello, en 2009 la caída en ventas del sector fue del 0,7%, el resto de los años se mantuvo casi plano y en 2014 cedió un 0,4%. El año 2015 marcó el punto de inflexión y el sector creció un 1,7%, según datos de Nielsen. El pasado ejercicio el alza fue del 2,7%, el mejor dato en los últimos ocho años, y en lo que llevamos de año la cifra ronda el 3%.
Con la recuperación ha aumentado el consumo fuera del hogar, pero también el doméstico, solo que antes, durante la crisis, los españoles llenaban la cesta con los alimentos básicos y ahora, en cambio, se conceden lujos. Los productos de impulso, los que se compran por capricho, sí se resintieron antaño y también se disparó la marca blanca, la que se comercializa bajo la etiqueta del supermercado.
Ahora esta se ha estabilizado (en 2016 incluso cedió por primera vez) y se están disparando las ventas de productos prescindibles como son las aguas envasadas o los artículos premium, están creciendo los llamados superalimentos, normalmente más caros, y las bebidas.
El consumo de cervezas en el hogar, por ejemplo, creció un 7%, según datos de Nielsen. En definitiva, «se está comprando más y mejor», señala un especialista del sector de la distribución. Según datos de la consultora Kantar Worldpanel, el ticket medio por cada acto de compra ha crecido en lo que llevamos de año un 16,2%, frente al 15% del año pasado por estas fechas.
España, excepciónEn el primer trimestre las ventas en gran consumo aumentaron un 2,2%, convirtiendo a España en «la única gran economía que crece», explican en Nielsen. En los supermercados de Italia la actividad se mantuvo plana (un alza mínima del 0,2%) y cayó en Alemania, Reino Unido y Francia, según el informe Grown Reporter de la consultora.
En la empresa explican que «los precios se han mantenido estables, así que este crecimiento se explica porque hay una mayor demanda», es decir, hay más españoles comprando en supermercados e hipermercados. «Este crecimiento sitúa a España como una excepción en el mapa europeo», añaden desde la consultora.
En otros sectores distintos al de la alimentación también se nota este menor miramiento en el gasto. Según datos de la Confederación Española de Comercio (CEC), hasta mayo el comercio minorista elevó sus ventas un 3,8% con respecto al mismo periodo del año pasado.
Compartir: