Esto es lo que se esconde detrás del vaso de leche que tomas cada mañana
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: elconfidencial.com, Digital - 01/06/2017
Es uno de los alimentos básicos de nuestra dieta y también uno de los más completos. La leche celebra su Día Mundial consolidándose como la columna vertebral de nuestra alimentación diaria.
El mayor aporte de la leche viene del lado vitamínico. En un vaso de leche encontramos una prolongada lista de vitaminas (A, B1, B3, B6, B12, C, D, E, H, K), pero también hidratos, grasas, potasio y fósforo. SIn embargo, hay un componente en cuya presencia pocos alimentos pueden competir con la leche y sus derivados: el calcio.
La leche es la columna vertebral de nuestra alimentación diaria
Así lo certifica el informe La leche como vehículo de salud para la población: calcio y sus determinantes en la salud de la población española, elaborado por la Fundación Española de la Nutrición (FEN), la Fundación Iberoamericana de Nutrición (Finut) y la Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética (Fesnad), y en el que se recoge y analiza las evidencias científicas en torno a la presencia del calcio en la leche y su relevancia dentro del conjunto de la dieta diaria.
Y es que, según el informe, la leche es la mejor fuente de calcio atendiendo a los cuatro criterios básicos por los que se mide su importancia: la cantidad de calcio, su calidad, la comparativa con las bebidas vegetales y la aportación porcentual a las cantidades mínimas de calcio que cada persona debe tomar a diario. Además, la ingesta adecuada de calcio, junto a una adecuada presencia de vitamina D, se asocia a una mayor densidad ósea, a un menor riesgo de fracturas en la población adulta y a una menor pérdida de masa ósea en las mujeres postmenopáusicas, entre otros beneficios.
Las necesidades diarias de calcio pueden satisfacerse mediante alimentos ricos en calcio intrinseco, alimentos y bebidas enriquecidos en calcio, suplementos o la combinacion de alimentos y suplementos. En este sentido, los lacteos y derivados constituyen la principal fuente de calcio: un vaso de leche (250 ml) contiene entre seis y siete veces más calcio que una ración de cereales, entre cuatro y cinco veces más calcio que una ración de legumbres y tres veces más calcio que una ración de verduras.
Como se puede apreciar en el siguiente gráfico, a la leche solo le superan el queso y la cigala en cantidad de calcio por ración estándar, pero ambos tienen un inconveniente: la biodisponibilidad de ese calcio y los efectos de un consumo excesivo por el contenido graso y el ácido úrico. Además, a la cigala hay que añadirle otro inconveniente: su precio y accesibilidad.
Compartir: