Ganaderos y sindicatos creen incompatible la convivencia entre el lobo y los rebaños
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: heraldo.es, Digital - 06/07/2017
"O el lobo o las ovejas; no hay más". Así de contundente se mostró ayer el ganadero Jesús Montesa, de Leciñena, después de que su rebaño fuera objeto durante la madrugada del lunes al martes de un nuevo ataque, en el que perdió cuatro ovejas. En los últimos tres meses, Montesa ha sufrido seis, todos muy similares, que han sido achacados al lobo detectado en la comarca de Los Monegros. En suma, ha perdido 60 ovejas, en su mayoría con graves heridas en el cuello.
Tras este nuevo suceso, los ganaderos y los principales sindicatos son tajantes. Para ellos, en contra de la postura del Gobierno de Aragón, resulta imposible hablar de convivencia entre lobo y ganadería extensiva y en su mayoría, solo creen en una solución: capturar al animal y devolverlo a su hábitat. De hecho, según los análisis genéticos de las muestras recogidas, se trata de un ejemplar de Canis lupus italicus, lo que sitúa su lugar de procedencia en Cataluña, donde se ha identificado un grupo de pocos ejemplares llegados desde Italia a través de Francia. Todo indica que es una especie en expansión y por lo tanto, el Gobierno de Aragón insiste en la necesidad de adaptarse ante la posibilidad de su llegada, estableciendo "medidas de protección y compensaciones generosas, ya que la biodiversidad es la mejor aliada de la ganadería extensiva", señalan.
El secretario general de Asaja Aragón, Ángel Samper, opina lo contrario. De hecho, asegura que la historia ha demostrado la incompatibilidad entre el lobo y los rebaños. En su opinión, "se trata de una especie invasora y hostil, que debe volver a su lugar de origen". Además, ante el anuncio de compensar a los afectados, Samper se muestra escéptico ante las "carencias" presupuestarias de la DGA, a la que exige "más seriedad".
Reunión entre UAGA y Olona
UAGA mantiene una postura similar. Durante la jornada de ayer, mantuvieron un encuentro con el consejero aragonés de Desarrollo Rural, Joaquín Olona, al que pidieron la elaboración de un protocolo dirigido a denunciar los ataques y atender a los ganaderos afectados. De igual modo, solicitaron que sea investigada la presencia del lobo o lobos en la zona y que las ayudas tengan carácter retroactivo. Además, el sindicato consideró que deben tomarse todas las medidas necesarias para que el lobo no sea un riesgo para los ganados, "desde considerarlo como especie cinegética a analizar su consideración de especie invasora".
Por su parte, la Comarca de Los Monegros también abogó ayer por la captura del animal, ya que, según dijo su presidenta, Judith Budios, "empeñarse en esta convivencia artificial supone crear un problema añadido y poner más trabas a la ya de por si delicada situación de una ganadería ovina, que sufre dificultades y que es uno de los motores de nuestra economía local, ligada a un producto de calidad como es el ternasco y a una raza de ovejas, la Rasa Aragonesa, que hay que cuidar y preservar, puesto que está en clara regresión".
Desde la institución se solidarizaron con los ganaderos y municipios afectados por los ataques y, uniéndose a las reivindicaciones de los sindicatos agrarios UAGA y Asaja, urgieron también al Gobierno de Aragón una solución y que compense a los ganadores afectados por las pérdidas sufridas. Además, avanzaron que en el próximo pleno del Consejo Comarcal de Los Monegros, previsto para el 20 de julio, se propondrá una moción institucional en estos términos.
Judith Budios, recordó que desde la Comarca de Los Monegros siempre han defendido el cuidado del medio ambiente y un desarrollo sostenible del territorio. Sin embargo, la presidenta también insistió en la necesidad de dar captura al animal "y devolverlo a su hábitat, que no es éste". "Se trata de un lobo venido desde otras latitudes y es allí donde encontrará el entorno adecuado para su bienestar", dijo.
Compartir: