Granada, alcachofa, cítricos y uva de Nochevieja, beneficiadas por la lluvia
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: elmundo.es, Digital - 31/08/2017
Las precipitaciones de las últimas horas han beneficiado a la mayor parte de los cultivos de la provincia de Alicante, especialmente a la granada mollar de Elche, la alcachofa de la Vega Baja, los cítricos y la uva embolsada Aledo del Vinalopó (la que se suele consumir en Nochevieja).
Así lo ha destacado el sindicato agrario Asaja, que ha calificado de "auténtica bendición" el agua acumulada entre ayer, martes, y hoy debido a la pertinaz sequía, sobre todo en el centro y sur de la provincia.
"Las lluvias recogidas durante este martes y las que se esperan para el miércoles han proporcionado a los agricultores del centro y sur de la provincia un importantísimo balón de oxígeno tras uno de los veranos más secos y calurosos de los últimos años, con el agravante añadido de que permanecemos con el trasvase Tajo-Segura cerrado desde el mes de mayo", según Asaja.
Tras indicar que en el caso de la granada mollar ilicitana el agua es positiva porque este cultivo se encuentra terminando el ciclo y la lluvia impulsará la calidad y los calibres, Pedro Valero, presidente de ASAJA Elche, ha manifestado que "las precipitaciones van a ser positivas para preparar la tierra de cara a las plantaciones de invierno".
Esto es así porque "se encontraba extremadamente seca y sin nada de humedad, algo que favorecerá a la cosecha de la alcachofa y a que se almacene algo de agua en el Hondo, duramente castigado este verano".
Con una media de 20 litros por metro cuadrado, la Vega Baja también ha recibido las lluvias "como oro caído del cielo" puesto que va a suponer un "importantísimo balón de oxígeno" para las plantaciones de la alcachofa y los cítricos.
"La campaña de alcachofa se inició con mucho miedo e incertidumbre por parte de los agricultores ante el seco verano y la situación de trasvase cero que sufrimos desde mayo. Aunque ni mucho menos estas lluvias han traído una solución al grave problema de déficit hídrico de la zona, sí nos han dado una pequeña tregua para finalizar el verano", ha destacado el presidente de Jóvenes Agricultores ASAJA Alicante, Eladio Aniorte.
Aniorte ha añadido que lo que desconoce como podrán encarar los agricultores "el otoño sin una gota de agua y con el trasvase (Tajo-Segura) cerrado a cal y canto".
Por su parte, la uva embolsada del Medio Vinalopó ha recibido la lluvia con el temor de que pueda perjudicar a las variedades que se encuentran ahora en recolección y en situación óptima de maduración, como son la Italiana, Red Globe o Doña María, y habrá que esperar unos días para valorar si ha ocasionado rotura de granos o alguna otra merma.
Sin embargo, en palabras del presidente de ASAJA Novelda, Pedro Rubira, "esta agua es extraordinariamente positiva para la uva embolsada variedad Aledo, la uva de Nochevieja ya que, además de que le va a ahorrar casi un riego, ha lavado el bulbo de la planta y eliminado las sales, lo que se va a traducir en un gran aporte de calibre y calidad".
Dada las escasas precipitaciones registradas desde el pasado invierno y la situación de trasvase cero, la agricultura de la provincia se enfrenta a un año hidrológico muy complicado y plagado de incertidumbre que afecta de lleno a la previsión de plantaciones más inmediatas de cara al próximo invierno y la primavera-verano, por lo que un Pacto Nacional del Agua es mucho más que urgente, según Asaja.
"No estamos pidiendo más agua, ni aumentar las plantaciones existentes sino solo mantener los niveles de los últimos 40 años", han advertido desde el sindicato, donde creen que "en España no falta agua, falta determinación política, infraestructuras y solidaridad".
"No queremos quitarle agua a nadie pero sabemos que hay agua suficiente para todas las comunidades y debe repartirse equitativamente mediante autopistas", han pedido.
Compartir: