«Hay que diversificar la industria láctea y buscar el valor»
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: abc.es, Digital - 22/06/2017
José Armando Tellado asumió el reto de presidir la Interprofesional Láctea (Inlac) en octubre del año pasado, en representación de la rama industrial. Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por ICADE, desde 2013 es el director general de la Coproración Alimentaria Peñasanta, S.A (Capsa), propietaria de marcas como Central Lechera Asturiana o Larsa y a la que se incorporó en 2000. Muy ligado siempre al marketing, ha pasado por compañías como Cruzcampo o la farmacéutica Smithkline Beecham:
Lleva pocos meses como presidente de Inlac, ¿qué objetivos se ha marcado para su mandato?
Por un lado, queremos trabajar por la sostenibilidad del sector y, por otro lado, intentar recuperar el consumo de lácteos. En los últimos años el consumo de leche ha caído de forma importante y vamos a tratar de reconducir la situación. Ahora, si no trabajamos por ser sostenibles no habrá sector lácteo.
¿Qué acciones está poniendo en marcha la Interprofesional para promocionar el consumo de leche?
La campaña «Dí sí a tres lácteos al día» es un proyecto del anterior mandato. Se trata de una iniciativa cofinanciada por la Unión Europea, que trata de explicar por qué hay que decir que sí a la incorporación de los lácteos a la dieta. Lo que queremos es que el consumidor vuelva a reconocer la importancia de los lácteos. Está probado que contribuye a una mejora de la calidad de vida, a un menor número de enfermedades y a un mejor desarrollo durante toda la vida.«Si no trabajamos por ser sostenibles, no habrá sector lácteo»
Una de sus primeras reuniones fue con la ministra Tejerina, ¿en qué punto se encuentra el Acuerdo Lácteo?
Creemos que el Acuerdo ha sido crítico en la protección del sector ante la crisis de los dos últimos años, pero también que tiene un recorrido y puede mejorar a nivel sectorial. Esto es lo que hemos trasladado a la ministra y a los grupos parlamentarios con quienes nos hemos reunido. El Acuerdo pone deberes a todas las partes: Lo que intentamos es que todos vayamos de la mano y, por ello, queremos integrar a la distribución en las reflexiones y construir una cadena de valor. Cuando hablamos de «enfoque de cadena de valor», buscamos que cada uno de los agentes vea retribuida su aportación.
¿Es de esperar que se normalicen los mercados, tras cierta volatilidad en los precios durante los últimos años?
El mercado es cada vez más global y vamos a convivir con la volatilidad. El último año, por ejemplo, el precio de la materia grasa ha oscilado un 100%. Por lo tanto, en el caso de España, se deduce que esto va a suceder por el mayor peso de la leche líquida y el menor de la mantequilla y el queso. De todos modos, debe quedar claro que los precios se forman en el mercado internacional, y un buen diagnóstico es la clave para que luego todos pongamos soluciones. «La leche de consumo difícilmente viaja, mientras que el queso, la mantequilla y el polvo, sí»
Al respecto, ¿es factible que España deje de ser deficitaria y exporte más leche?
Esta circunstancia es heredada del régimen de cuotas, cuando España se incorporó a la Unión Europea. Esta es una explicación por la cual la industria española está más atomizada que otras, y tiene un menor peso exportador, pese a que desde el final de la cuota en 2015 trabajamos para crecer y salir al exterior. Luego otra singularidad nuestra es que el 50% de lo producido termina en leche de consumo, cuando en Europa es el 11%, lo que condiciona la cadena de valor. En el caso de los quesos es el 26% de la producción, por el 36% a nivel europeo. La leche de consumo difícilmente viaja, mientras que el queso, la mantequilla y el polvo sí lo hacen.
A su juicio, ¿cuáles son los retos del sector?
Cambiar el chip y buscar el valor. Hay que diversificar industrias y geografías y, a partir de aquí, buscar la calidad diferenciada en materia prima y producto. Se trata de que la industria sea capaz de transformar y modificar sus procesos: que nos apartemos de la materia prima de escasa transformación en un cartón, para buscar cómo enriquecemos los ingredientes de la materia prima destinándolos bien a un producto intermedio bien a uno final.
¿Qué opina de la iniciativa de etiquetar el origen de la leche?
Inlac lo apoya. Creemos que sería bueno, igual que hay un sello de «Productos Lácteos Sostenibles» (PLS), que valoriza y diferencia a aquellas empresas de la distribución, la industria o la producción que trabajen por defender un plus de calidad. Siempre defenderemos la transparencia y la libertad de mercado.
Compartir: