La agricultura sostenible ya no es una opción, sino una realidad
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: larazon.es, Digital - 29/06/2017
La agricultura sostenible ya no es una opción, sino una realidad. En esta idea coincidieron los cinco participantes en la mesa redonda organizada ayer por Efeagro: el presidente de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA), Cristóbal Aguado; el secretario general de La Unió de Llauradors, Ramon Mampel; el presidente de Cooperativas Agroalimentarias de la Comunitat Valenciana, Cirilo Arnandis; el secretario general de UPA Valencia, Rafael Cervera y la responsable de soberanía alimentaria de COAG en la Comunitat, Mireia Vidal.
La agricultura es sostenible en sí, puesto que ayuda a conservar el territorio sin que este se eche a perder y sea pasto de futuros incendios, aseguró Cervera, mientras que Mampel alertó de que solo el dos por ciento de los agricultores valencianos tiene menos de 40 años, lo cual demuestra el grave problema de relevo generacional con el que cuenta el sector en la región.
Ahora bien, apuntaron, esta sostenibilidad ha de ser también económica, es decir, ha de pasar por una rentabilidad para el agricultor, el eslabón «más débil» de la cadena, quienes habrían de recibir precios más altos por parte de la distribución.
Según Mireia Vidal, la más joven de todos los participantes, parte de estos intermediarios deberían de desaparecer, de manera que llegaran más beneficios al producto. Además, cuestionó que se hable de sostenibilidad del sector agrario cuando «25.000 personas mueren por resistencia a los antibióticos» cada año en el mundo debido a la presencia de estos componentes en la carne de animales y de fitosanitarios en las frutas y hortalizas.
Arnandis afeó a Vidal estos apuntes y señaló que la agricultura europea es la más segura del mundo. «Hay que mirar todo lo que hemos conseguido y lograr que llegue a otras partes del mundo». Este fue el único punto en el que hubo desacuerdo entre los participantes, puesto que en el resto de los asuntos coincidieron todos los miembros de la mesa.
Lo hicieron también en cuanto a los tratados comerciales con otros países. Todos coincidieron en que es imposible luchar contra la globalización, aunque es fundamental que todos los participantes jueguen en igualdad de condiciones.
Tras la mesa redonda intervino también el comisionado de «Valencia, capital mundial de la alimentación 2017», Vicent Domingo, quien explicó que la ciudad fue elegida para esta distinción por su «ejemplaridad» y porque tiene «una relación sostenible» con el entorno desde hace siglos y no «se exprimen los recursos». Según Domingo, este nombramiento va a suponer un antes y un después para trabajar en defensa de la alimentación sostenible.
Compartir: